Un asiático distinto

El Japonés Escondido: una 'izakaya' con humos

  • El Japonés Escondido, en los Porxos d’en Xifré y de Vidal Quadras, es una animada taberna que va más allá del ‘sushi’ gracias a su excepcional manejo de la ‘robata’ (parrilla de carbón)

Una de las barras de El Japonés Escondido.

Una de las barras de El Japonés Escondido.

1
Se lee en minutos
Ferran Imedio
Ferran Imedio

Periodista

ver +

No todo es 'sushi' en la gastronomía nipona, y restaurantes como El Japonés Escondido (Llauder, 1) vienen a demostrarlo por la vía de la diversión y el buen gusto. Los que hay en los platos y en el ambiente, pues estamos en lo más parecido a una taberna, una 'izakaya', de cualquier ciudad del país asiático: mucha madera, luces tenues, un puntito canalla, música animada de fondo...

En el caso de este local discreto de los Porxos d’en Xifré y de Vidal Quadras, esa tierra de nadie entre el Born y la Barceloneta, la carta se basa en platos para compartir, muchos de ellos pasados por la 'robata', la brasa de carbón japonesa que tan bien maneja el chef, Àlex Vall. 

Costilla de cerdo ibérico laqueada con 'sukiyaki' hecha en la 'robata'.

/

Sí, también hay 'sushi', y del bueno (fantásticos los 'sashimis' de atún rojo, el 'nigiri' de anguila soasada y el 'usuzukuri' -tiradito de lubina con un toque cítrico-), pero ya que estás allí vale la pena probar la costilla de cerdo ibérico laqueada con 'sukiyaki' que se deshace incluso con los palillos y el 'yakiniku don' de ternera (un bol de arroz y carne pasada por la 'robata', yema de huevo infusionada en soja, setas japonesas, mayonesa al 'miso' y crema de 'wasabi').

Noticias relacionadas

Como guiño a la gastronomía local, esos mejillones al 'wok' picantes que se acompañan de arroz blanco en una taza aparte que acabarás echando en la olla para mojarlo en el caldito.

Como buena taberna que es, El Japonés Escondido es un local de carácter nocturno, y solo sirve cenas, salvo los fines de semana.