Carles Raventós Busquets. Especialista en Urología

"La cirugía robótica permite que más pacientes conserven su función sexual y su continencia urinaria”

Carles Raventós Busquets

Carles Raventós Busquets

5
Se lee en minutos

Centre Mèdic Alomar es una institución líder en el ámbito del diagnóstico por la imagen y tratamientos mínimamente invasivos. Especialistas en resonancia magnética, disponen de la mayor dotación de equipos de ultima generación (3 teslas) en toda Cataluña y Baleares.

Gracias a estos equipos y a su experiencia en esta área, realizan diagnósticos y procedimientos mínimamente invasivos como la biopsia prostática por fusión de imágenes, que permite un diagnóstico preciso y seguro ante la sospecha de un cáncer de próstata, y el tratamiento no invasivo del temblor mediante ultrasonidos focalizados (HIFU). Además, desde 2018 ofrecen la cirugía robótica da Vinci, que permite el tratamiento mínimamente invasivo del cáncer de próstata, cáncer de riñón y cáncer de vejiga. Esta técnica también tiene importantes ventajas en otras indicaciones, como el tratamiento del cáncer de laringe, la cirugía de la obesidad o la cirugía del prolapso de órganos pélvicos, entre muchas otras.

Hablar de próstata es algo que no gusta a los hombres, pero a cierta edad toca hacer una revisión… ¿Cuándo debemos hacerlo y por qué?

La Asociación Europea de Urología (AEU) considera que los hombres mayores de 50 años deberían someterse a revisiones periódicas con el urólogo. Pero los de origen africano o con antecedentes familiares directos de cáncer de próstata, deberían empezar a los 45. De esta manera es mucho más fácil detectar precozmente cualquier problema que podamos tener, como el cáncer.

¿Cuáles son los mejores métodos para detectar precozmente un cáncer de próstata?

La primera prueba sería el tacto rectal, que es un procedimiento sencillo que se realiza en la consulta y nos permite detectar tumores que se ubican en la zona periférica de la próstata, que son la mayoría, y que tengan un tamaño significativo. A diferencia de lo que muchos hombres piensan, suele ser un procedimiento que no genera dolor.

Por otro lado, la prueba del Antígeno Prostático Específico (Prostatic Specific Antigen o PSA). Es un marcador específico de la próstata, pero no necesariamente de cáncer. Se mide a través de una analítica sanguínea y puede elevarse por el crecimiento benigno de la próstata (Hiperplasia benigna de próstata o HBP), por fenómenos inflamatorios o infecciosos de la próstata (prostatitis), manipulación del conducto uretral (colocación de sondas vesicales, biopsias de próstata, etc.) y, evidentemente, por el cáncer de próstata.

En caso de que haya sospechas…

Hasta hace pocos años, ante la sospecha de un cáncer de próstata, se recomendaba realizar una biopsia de próstata. Sin embargo, actualmente, la AEU recomienda realizar primero una Resonancia Magnética Multiparamétrica de Próstata (RMmp). Esta estrategia mejora la capacidad diagnóstica, ya que permite identificar los tumores clínicamente significativos, es decir, los que tendrán un comportamiento agresivo y requerirán un tratamiento. Además, permite planificar y dirigir adecuadamente el siguiente paso en el proceso diagnóstico: la biopsia por fusión de imágenes. Idealmente, una RMmp debe realizarse con equipos de última generación y de alta resolución de 3 Teslas y las imágenes adquiridas deben ser interpretadas por un radiólogo experto en patología prostática.

La biopsia por fusión, combina las imágenes adquiridas previamente en la RMmp con las imágenes de la ecografía que se utilizan durante el procedimiento. Gracias a ello, podemos obtener muestras de tejido precisamente de la imagen sospechosa observada en la RMmp, lo que mejora significativamente la precisión diagnóstica de la técnica, reduce la necesidad de tener que realizar biopsias repetidas y reduce la posibilidad de complicaciones ya que, habitualmente, se necesita un número menor de punciones que en una biopsia convencional.

Carles Raventós Busquets

“La Resonancia Magnética Multiparamétrica de Próstata (RMmp) permite identificar los tumores clínicamente significativos”

Muy bien, resultados positivos. ¿Ahora qué?

Cuando una biopsia de próstata es positiva, significa que se ha detectado un cáncer. Además de la información previa (PSA y RMmp), la biopsia nos aportará, entre otras cosas, el índice de Gleason, que es una clasificación histopatológica que nos indica cuál es el grado de agresividad del tumor. Teniendo estos elementos en cuenta, PSA, RMmp y Gleason (entre otros), junto con algunos parámetros propios de cada paciente como su edad, enfermedades y tratamientos concomitantes, tomaremos una decisión respecto del riesgo de la enfermedad y del mejor tratamiento.

¿Cuáles son?

Depende. En términos generales, en tumores de muy bajo riesgo, se puede optar por una vigilancia activa, es decir, hacer controles, y si en el futuro el tumor crece o aumentan significativamente los niveles de PSA, se puede volver a retomar la opción de un tratamiento activo. También se pueden realizar terapias focales como los ultrasonidos de alta intensidad (HIFU), entre otras opciones.

En los tumores de bajo riesgo, hay varias opciones, vigilancia activa, terapias focales, cirugía y radio-hormonoterapia son opciones válidas dependiendo de las características del tumor y del paciente.

Cuando el tumor es de riesgo intermedio o alto, y siempre y cuando se encuentre confinado a la próstata, es decir, que no existan metástasis, habitualmente optamos por el tratamiento quirúrgico extirpando toda la glándula prostática y las vesículas seminales, lo que en urología se denomina Prostatectomía Radical. En los casos en que el paciente presenta un elevado riesgo quirúrgico se puede optar por radio-hormonoterapia.

Si toca operar, ¿qué opciones hay?

Actualmente, co-existen 3 técnicas quirúrgicas: la prostatectomía radical abierta; la prostatectomía radical laparoscópica; y la prostatectomía radical robótica da Vinci.

¿Cuál recomienda?

La prostatectomía radical robótica da Vinci. Actualmente es la técnica más avanzada y se realiza a través de pequeñas incisiones en la piel, a través de las cuales se colocan las pinzas articuladas robóticas. El cirujano se sienta cómodamente en una consola ubicada al costado de la camilla de operaciones y cuenta con una visión inmersiva en 3 dimensiones, controlando las pinzas, permitiéndole movimientos superiores a los de su muñeca y llegando a una precisión nunca antes vista.

Estas capacidades hacen que, actualmente, la cirugía robótica sea la técnica de elección en la mayoría de los hospitales más prestigiosos de todo el mundo debido a sus sus ventajas en cuanto a la menor posibilidad de complicaciones y la mejor preservación de la continencia urinaria y la función sexual.

¿Y todas estas pruebas y tratamientos los podemos realizar en Centre Mèdic Alomar?

Noticias relacionadas

Así es. Tenemos distribuidos por toda Catalunya y Baleares varios equipos de 3 Teslas para realizar Resonancias Magnéticas Multiparamétricas. Del mismo modo, la Biopsia de Próstata por Fusión de Imágenes, que permite el diagnóstico más preciso y con menores riesgos para el paciente, las realizamos en Barcelona, Reus y Lleida.

La cirugía robótica da Vinci la realizamos en Barcelona y, para facilitar el acceso a esta tecnología, tenemos acuerdos con la mayoría de las entidades aseguradoras.