Centro abarrotado

Operativo de la Guardia Urbana por los selfis con las luces del paseo de Gràcia

Patrullas del cuerpo de seguridad advierten a los paseantes que no pueden quedarse en medio de la calzada para echarse fotos

Operativo de la Guardia Urbana por los selfis con las luces del paseo de Gràcia

JORDI COTRINA / VÍDEO: ATLAS

El Periódico

El Periódico

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Con dos patrullas en moto y otra en coche circulando arriba y abajo del paseo de Gràcia, la Guardia Urbana se ha limitado este domingo a advertir a los transeúntes que no se pueden quedar parados en medio de los pasos de peatones y en otros puntos de la calzada para hacerse fotos con las exitosas luces navideñas que decoran la gran avenida barcelonesa, una situación que pone en peligro la integridad de estos con la circulación viaria abierta.

Con menos paseantes que el sábado, pero con los comercios igualmente abiertos, la Guardia Urbana no ha tenido esta vez que llegar al extremo de acordonar con cintas plásticas los árboles de los laterales del paseo de Gràcia para evitar que cruzasen la avenida por puntos que no son los señalizados, e interviniendo con agentes uniformados en esos pasos de peatones para evitar que los viandantes se detuviesen en medio de la calzada para hacerse fotografías con las luces de Navidad.

El éxito de la iluminación navideña del paseo de Gràcia ha tenido como efecto secundario una situación peligrosa para los peatones y molesta para los conductores coches y autobuses. Con los semáforos de viandantes en verde, la calzada pasa a ser ocupada por paseantes deseosos de colgar la imagen en las redes sociales: y algunos de ellos aún siguen allí cuando su semáforo pasa a rojo y los vehículos intentar reemprender su marcha.

Según cita el 3/24, según el Ayuntamiento "la situación está controlada en estos momentos y con estas medidas", pero se pide "prudencia a la ciudadanía". Las mismas fuentes recuerdan que es necesario respetar la señalización, especialmente los semáforos.

La asociación Barcelona Oberta, por su parte, ha planteado que de cara al año próximo se repliquen los motivos luminosos sobre los laterales del paseo para que disfruten de ellos los visitantes y puedan fotografiarse sin crear situaciones de peligro al situarse sobre los carriles centrales de circulación.