Obras quirúrgicas

Barcelona acicala el Laberint d'Horta a la espera del futuro Palau Desvalls

Más de 800.000 euros en mejoras de urgencia pondrán al día el parque en paralelo a la rehabilitación arquitectónica

Fondos europeos pagarán un lífting al laberinto vegetal

RICARD CUGAT

4
Se lee en minutos
Ferran Dalmau

El parque del Laberint d'Horta todavía es un icono de Barcelona, pero ha envejecido y ya no genera la atracción intergeneracional que tuvo entre los vecinos. Basta con preguntárselo a jóvenes de este barrio barcelonés, a escasos metros de este pulmón verde. “Hace unos diez años que no voy. Se cae a trozos”, lamenta Pau Garcia, que vive, ha vivido y vivirá ―si de él depende― en Horta. Coincide plenamente otro vecino, Alberto: “Vivo muy cerca, pero no paso por allí nunca, la verdad”.  

La situación del parque está en el radar del Ayuntamiento desde hace años, si bien el revulsivo no acababa de llegar por la costosa rehabilitación de su principal joya arquitectónica, el palacio del Marquès d'Alfarràs. Desencallada esta obra, que empezó en otoño, el foco de la urgencia se traslada a la puesta al día del patrimonio verde y de los caminos por los que pasean los usuarios. La medida más inmediata será un plan de actuación de “mejoras puntuales” en el parque, que ya ha salido a exposición pública y va acompañado de una dotación económica de más de 840.000 euros.

El proyecto pretende “actuar sobre las necesidades más urgentes” para revertir el estado general del parque, que el propio documento define como “deficiente”. Entre los elementos e infraestructura más necesitados de renovación destacan muros, estructuras de protección, caminos, pavimento, vegetación, estanques y sistema de drenaje. Va a cargo del servicio municipal de infraestructuras, BIMSA, que prevé ejecutarlo durante los próximos cinco meses.

No es la primera actuación que el consistorio realiza en el parque del Laberint d'Horta. Ya colocó una valla en la zona más boscosa del recinto para dificultar el paso de los jabalíes, visitantes diarios del recinto. Era una primera medida para restaurar el espacio, antesala directa de este proyecto de actuaciones puntuales. Paralelamente avanza la gran reforma en marcha, la más esperada para los vecinos: una remodelación íntegra del Palacio del Marquès d’Alfarràs que cuesta 5 millones de euros y que se prevé terminada para marzo de 2024. 

Europa pagará un laberinto renovado

En las próximas semanas, según fuentes del consistorio, se determinará el calendario para el cuarto gran paso para el parque, el que afecta al propio laberinto. El consistorio prevé pagar con fondos europeos Next Generation una remodelación de este espacio vegetal singular, que incluye los árboles pero también el sistema de riego y la infraestructura para recuperar la frondosidad del trazado. El ayuntamiento explicará el calendario y el presupuesto en un comunicado dentro de unos días, pero fuentes oficiales confirman que la inyección presupuestaria también beneficiará otros parques en los próximos meses.

El Palacio del marqués

El actual estado del parque del Laberint d’Horta no casa con el valor histórico del recinto. Se trata del jardín más antiguo conservado en la ciudad, de estilo neoclásico y con cierta fisonomía italiana. Nació como parque público en 1971 y se restauró a fondo en 1994, cuando se transformó en jardín-museo. Cuenta con el Palacio del Marqués de Alfarràs, catalogado como Bien Cultural de Interés Nacional, del siglo XIX. El edificio fue adquirido como propiedad municipal en 1967 y ha vivido décadas de visible agobia hasta su restauración.

Mientras que en el parque los retoques son todavía quirúrgicos, la actuación en esta joya arquitectónica es integral: la renovación atañe tanto al edificio como a las actividades que acogerá. En 1987 se rehabilitó un ala del edificio, pero el resto permanece intacto. En total son 3.000 m2, lo que abre muchas posibilidades de nuevos usos. Una vez reparado, su destino se consensuará con los vecinos, prometió la segunda teniente de alcalde de Urbanismo, Janet Sanz, en rueda de prensa en diciembre.

Antes del verano, pero quizá no de las elecciones

Noticias relacionadas

Los jóvenes del barrio recuerdan algunas tardes, cuando eran niños frente al palacio: “Cuando éramos pequeños subíamos a celebrar fiestas en el parque”, cuenta Pau Garcia. “Ahora ya nunca, preferimos ir con los amigos a la montaña, o pasear por el barrio”. La tónica es habitual entre los vecinos del distrito: “No vale la pena subir tal y como está ahora mismo. Lo pensamos todos”, sentencia Garcia.

La bateria de mejoras en el parque tratará de modernizar este icono verde para que recupere el gancho. Incluso tendrá un jardín experimental para estudiantes de jardinería. El resto de acciones del plan son pragmáticas: el muro reparado, la barandilla pintada y restaurada, los caminos revegetados, nuevos baños, parterres y papeleras para estrenar. La reforma se conoce a pocos meses de las elecciones municipales de mayo, aunque no todas las medidas estarán listas antes de los comicios. Aún así, prometen fuentes municipales, el parque lucirá acicalado en cinco meses.

Temas

Patrimonio