Arrancará en 2023

Del Bicing a las bicis metropolitanas: siete estaciones para hacer trasbordo en las afueras de Barcelona

  • El Ambici se extenderá a 15 poblaciones el año que viene y se crearán paradas de intercambio en los límites de la capital para pasar de un tipo de bicicletas a otro

Bicicletas del futuro sistema compartido Ambici.

Bicicletas del futuro sistema compartido Ambici. / Manu Mitru

2
Se lee en minutos
Jordi Ribalaygue
Jordi Ribalaygue

Redactor

Especialista en Barcelona y área metropolitana

Escribe desde Barcelona

ver +

El ‘bicing’ metropolitano renacerá en 2023 en 15 localidades, tomando el testigo del Bicibox, pero sin unificarse con el sistema de bicicletas compartidas de Barcelona. El Ambici -así se llamará el nuevo servicio- se crea al margen del Bicing barcelonés y no servirá para recorrer la capital catalana, de la misma forma que las bicicletas de la urbe seguirán sin poderse tomar para circular más allá de los límites de la ciudad. Para compensar, el AMB construirá siete estaciones donde intercambiar los vehículos de dos ruedas de un sistema y del otro en poblaciones fronterizas con la urbe.

Las paradas puente se situarán en tres puntos de la linde con L’Hospitalet de Llobregat (en la Ciudad de la Justicia, Riera Blanca y Collblanc) dos con Sant Adrià de Besòs (en el campus de la UPC y el barrio de La Pau), uno con Santa Coloma de Gramenet (en Baró de Viver) y otro en Esplugues de Llobregat (en Zona Universitària). “Será como quien cambia de bus a metro o de metro a ferrocarril”, ha comparado el primer teniente de alcalde de Barcelona, Jaume Collboni, que se ha comprometido a estudiar fórmulas para llegar “a una mayor integración” en el futuro entre los dos modelos de bicicleta compartidas. Una eventual fusión tardará años mientras no finalizan los contratos en vigor: el del Ambici se prolongará durante seis años y el del Bicing, concedido hace casi cinco años, no vence hasta 2027.

A su vez, se comercializará un abono metropolitano que permitirá que los ciclistas hagan uso de ambos servicios. El precio del título integrado fluctuará entre los 53 y los 65 euros. Los usuarios del Bicing que adquieran el abono conjunto se ahorrarán un 20%: la tarifa plana se reducirá de 50 a 40 euros y la tarifa de uso, de 35 a 28 euros. “Nos hubiese gustado una integración total y lo hemos hablado mucho con el Ayuntamiento de Barcelona, pero los requisitos de adjudicación hacen imposible conceder este tipo de servicio directamente y sin concurrencia pública”, ha explicado el vicepresidente de Movilidad del Área Metropolitana de Barcelona, Antonio Poveda. 

El Ambici se estrenará a principios de 2023 con 2.600 bicicletas, todas ellas eléctricas. En comparación, quedan lejos de los más de 7.000 vehículos del Bicing, con 2.000 prototipos eléctricos y unos 135.000 abonados. El AMB ha preferido no aventurar cuántos inscritos prevé que adquieran el título combinado para intercambiar ambos formatos de transporte compartidos sobre dos ruedas.

Noticias relacionadas

Aparte, se construirán 236 estaciones del Ambici. Las primeras estaciones se instalarán en Sant Feliu de Llobregat, Sant Joan Despí y Cornellà de Llobregat. Luego, las paradas se extenderán a 12 localidades más durante el primer trimestre del próximo año. Se implantará en L’Hospitalet de Llobregat, Badalona, Santa Coloma de Gramenet, El Prat de Llobregat, Esplugues de Llobregat, Sant Adrià de Besòs, Sant Just Desvern, Molins de Rei, Sant Boi de Llobregat, Viladecans, Gavà y Castelldefels.

La puesta a punto del Ambici cuesta 40,5 milones al AMB. La financiación se apuntala con 7,2 millones procedentes de los fondos europeos anticrisis Next Generation, destinados la compra de bicicletas y paradas.