Deporte de élite

El Real Club de Polo y un mundial de pádel, financiados con la tasa turística de Barcelona

  • Dieciocho proyectos de barrio y de ciudad se reparten 2 millones de euros procedentes del impuesto

Turistas en el centro de Barcelona, junto a un bus que realiza rutas por la ciudad.

Turistas en el centro de Barcelona, junto a un bus que realiza rutas por la ciudad. / Manu Mitru (EPC)

3
Se lee en minutos
Meritxell M. Pauné

El Impuesto de Estancias en Establecimientos Turísticos (IETT), más conocido como la tasa turística, vuelve a repartir una lluvia de euros para proyectos de ciudad y de barrio que contribuyen de algún modo a promocionar Barcelona y gestionar mejor los flujos de visitantes. El teniente de alcaldía Jaume Collboni ha presentado este jueves un nuevo lote de iniciativas financiadas con 2 millones de euros procedentes de esta vía de recaudación.

La partida más cuantiosa de este paquete –aunque no del total anual, que asciende a 6,7 millones de euros- es una inyección de 725.000 euros al Institut Barcelona Esports para impulsar dos competiciones “de gran proyección internacional”. Medio millón de euros van a la Final Màster World Padel Tour que se disputará del 16 al 18 de diciembre en el Palau Sant Jordi, con competición masculina y femenina y una previsión de más de 10.000 espectadores diarios. El resto, 225.000 euros, serán para el Concurso Internacional de Saltos 125º aniversario del Real Club de Polo de Barcelona, institución de élite en esta disciplina.

La misma cantidad se la reparten dos eventos de gran difusión mediática, los Premios Ondas 2022 (150.000 euros) y la entrega de premios del certamen The World’s 50 Best Bars 2022 (75.000 euros) que por primera vez tendrá lugar en Barcelona con más de mil profesionales de la coctelería.

Otras citas culturales que reciben un pellizco de la tasa turística son el MIRA Digital Arts Festival (50.000 euros), el programa Emprendeduría Barcelona Music Lab (50.000 euros), una ruta con QR del programa Va passar aquí (50.000 euros) y FONOGRAMA - Setmana de la música feta a Catalunya (30.000 euros).

Turismo y barrios

Alrededor de 900.000 euros se distribuyen en un lote de 10 propuestas de proximidad, que responden a necesidades y apuestas de los distritos. La principal es para Sant Martí: 175.000 euros para el programa Cultura al Carrer, que promueve actividades familiares y espectáculos de circo, danza, teatro y música en el barrio del Besòs, a fin de atraer nuevos públicos a la zona. Ciutat Vella dispondrá de 82.000 euros para un completo estudio de los itinerarios de grupos turísticos, que apunte cómo reducir el impacto en la vida de los vecinos y mejorar la experiencia del visitante.

Les Corts hace doblete. Por un lado, recibe 77.000 euros para restaurar el panteón de los Soldados de Ultramar –dedicado a los 734 que murieron en el desastre de Filipinas– y la revalorización del patrimonio arquitectónico de la calle Danubi. Por otro lado, 15.000 euros financiaran un iniciativa conjunta con el sector hotelero per reducir residuos.

Nou Barris también se lleva dos partidas presupuestarias: 17.250 euros para el Laboratorio de Arte Urbano en los barrios del norte y 50.000 para el festival Flamenc a Nou Barris. Sants-Montjuïc contará con 48.000 euros para Montjuïc 360º –una propuesta para redescubrir a pie la montaña desde sus antiguos caminos– y 50.000 euros para mejoras en el Meeting Point de los comerciantes de Creu Coberta, donde informan a los visitantes y vecinos sobre la oferta en la zona.

Noticias relacionadas

Otros 85.000 euros serán para una ruta turística en el barrio del Coll (Gràcia), con 11 puntos de interés por su arquitectura, sus vistas de Barcelona y su memoria histórica. Finalmente, el consistorio reserva 300.000 a una línea genérica de fomento de la descentralización del turismo y creación de nuevos imaginarios, que podrá regar “proyectos enfocados a crear un plan de actuación para los próximos años”.

6,7 millones en 12 meses

La nueva remesa de 2 millones de la tasa se suma a las ya aprobadas y repartidas en primavera y el pasado noviembre. En los últimos 12 meses, calcula el consistorio, ha destinado 6,7 millones de euros procedentes del impuesto a las pernoctaciones turísticas. El número de turistas alojados en apartamentos y hoteles de la ciudad de junio a finales de agosto de 2022 ha sido de casi 3 millones de turistas, un 15% menos de los recibos durante el verano de 2019. En el acumulado del año suponen 6,4 millones de visitantes y casi 20 millones de pernoctaciones. La estancia media por persona se ha alargado hasta las 5,3 noches, por lo que la ocupación hotelera en agosto se ha visto reducida en un 3,9% en relación a 2019. Con estos datos Barcelona se ha situado como el destino urbano de España con mayor volumen de estancias, gracias sobre todo al turismo internacional, seguida por Madrid con cerca de 4.900.000 y Palma con 3.740.000.