Efectos de la guerra

Barcelona ha atendido a 12.000 personas procedentes de Ucrania y ha facilitado 1.740 nuevos empadronamientos

  • Durante el verano van a mantener el refuerzo de acogida y se ampliarán las ayudas a la infancia y la adolescencia incrementando 200 plazas en los casales de verano para niños y 140 plazas en las actividades para adolescentes

Familias procedentes de Ucrania cumplen con los trámites burocráticos ayudados por personal de la Cruz Roja en la Fira de Barcelona.

Familias procedentes de Ucrania cumplen con los trámites burocráticos ayudados por personal de la Cruz Roja en la Fira de Barcelona. / Jordi Cotrina

2
Se lee en minutos
Samar Elansari

Desde el inicio de la invasión rusa de Ucrania, Barcelona ha sido la puerta de entrada de los refugiados al Estado español. Así, el Ayuntamiento de Barcelona, desde el mes de febrero, ha dado asistencia a 12.000 personas y ha facilitado el empadronamiento de 1.740, entre ellos 524 menores que han sido empadronados y escolarizados.

Con el objetivo de cubrir todas las necesidades sociales provocadas por la guerra y dar una respuesta eficiente a las personas, se creó Ucrane, un equipamiento de emergencias sociales que concentra la atención a la comunidad ucraniana presente en Barcelona y que se puso en funcionamiento durante el mes de abril para que las personas refugiadas tuviesen un equipamiento de referencia al que acudir cuando llegasen a la ciudad. Durante las 12 primeras semanas se atendieron en Ucrane alrededor de 7.700 personas, en su mayoría mujeres y niños. El equipamiento cuenta con una inversión mensual por parte del ayuntamiento de 150.000 euros destinados a la ayuda social de las personas refugiadas. Además, el Servicio de Atención a Inmigrantes, Emigrantes y Refugiados (SAIER) atendió desde el primer momento a 2.300 personas y el Centro de Urgencias y Emergencias Sociales de Barcelona (CUESP) atendió al principio de la crisis migratoria a 2.000 refugiados más. Actualmente el Ucranie sigue dando cobertura en la ciudad a unas 450 personas que siguen alojadas en la ciudad.

Una respuesta de ciudad

El ayuntamiento destaca que la atención a los refugiados no ha sido únicamente por parte de las instituciones de la ciudad, sino una respuesta conjunta entre administración y entidades ha hecho posible la acogida de las personas provenientes de Ucrania. Laura Pérez, cuarta teniente de alcaldía, ha remarcado la coordinación que ha habido para hacerla posible. "La acogida de las personas ha sido una respuesta del conjunto de la ciudad, no únicamente del ayuntamiento. Hemos estado trabajando estos meses en coordinación con las entidades del tercer sector para poder acoger a los refugiados de una manera ordenada y con garantías", ha comentado.

Noticias relacionadas

Por su parte, Marc Serra, concejal de servicios sociales, ha remarcado la reacción institucional ante esta situación de emergencia. "Cuando hay intención política las personas no se tienen que tirar al mar para buscar refugio" y espera que esta situación sirva de precedente para acoger a todos los refugiados, indistintamente de su origen con seguridad y garantías. "Esta situación es un precedente de que con voluntad es posible acoger a refugiados con todas las garantías. Es momento de reflexionar y poner herramientas más eficientes en las instituciones para hacer lo mismo con el resto de refugiados y personas que lo necesitan".

Programa para niños y adolescentes

Cara a estos meses de verano, el ayuntamiento sigue con la voluntad de mantener este refuerzo a los servicios de acogida y seguir colaborando con las entidades de la ciudad. Para ello, han abogado por una protección especial a la infancia y adolescencia poniendo en marcha dos programas que ayudarán a que los niños refugiados puedan integrarse y vivir en la ciudad con normalidad. Por un lado, para los menores de 5 a 13 años se han incrementado 200 plazas en los casales para que los niños refugiados puedan disfrutar de actividades de verano este mes de julio, y para los adolescentes a partir de los 14 años se han ampliado las plazas del programa 'A l'estiu Barcelona t'acull', de 140 a 280.