Barceloneando

Empresarios, políticos y la Copa América

De lunes a viernes, dos fiestas han elevado el tono de la ciudad. La de este diario para entregar el premio a la Empresa del Año y la de la inauguración del edificio Eina. Dos auténticos lujazos.

El President Aragonès, con Joan Boix y Anna Bosch de la empresa Noel

El President Aragonès, con Joan Boix y Anna Bosch de la empresa Noel

3
Se lee en minutos
Joan Vehils

El director de 'El Periódico', Albert Sàez, antes de empezar su intervención en la Gala de la Empresa del Año pidió un aplauso por la vuelta a la normalidad. Lo cierto es que la cena del lunes en la Llotja de Mar fue el primer acto como los de antes. De antes de la pandemia y, me atrevería a decir, de antes del ‘procès’. O sea, que se cenó pero, lo más importante, es que se respiraba cordialidad, respeto y un cortés diálogo entre los asistentes.

De los cuatro políticos que subieron al escenario, el teniente de alcalde Jaume Collboni fue el primero en tomar la palabra. Estaba tan eufórico y necesitado por dar la noticia de la Copa América que la soltó a la primera de cambio. Eso sí, demostró su ‘fair play’ felicitando al 'conseller' de empresa, Roger Torrent, por el trabajo realizado desde la Conselleria. La delegada del Gobierno, Maria Eugènia Gay, fue la segunda en intervenir y una vez más demostró que se prepara los discursos para cada ocasión. Algo que se agradece. Quizá por ello y por su frenética actividad diaria ya hay quien le augura una rápida y ascendente carrera política.

Por su parte, el 'conseller' de Empresa, Roger Torrent, destacó esa colaboración entre el sector público y privado que históricamente tan buenos resultados ha dado a Catalunya. Cerró el acto el 'president' de la Generalitat, Pere Aragonès, quien sabía de qué hablaba pese a no llevar un discurso escrito. Destacó la labor de Noel, la empresa del año, y la de sus directores generales, Anna Bosch y Joan Boix. A todo eso, no tuvo reparos en alabar la colaboración y la labor del Gobierno de España para conseguir entre todos la Copa América. No estamos demasiado acostumbrados a que los políticos tengan la valentía de destacar las cosas buenas que hacen sus rivales. Ni tampoco a que nos animen a acabar con el derrotismo que nos invade estos días. Aragonès parece asentado en su puesto y parece más dispuesto a trabajar que a enzarzarse en polémicas que no van a ningún lado. Los cuatros estuvieron bien pero se podrían haber ahorrar un par de minutos cada uno. Los allí presentes lo hubiéramos agradecido.

Catà, triunfadora de la noche

Presidió el acto el editor de Prensa Ibérica, Javier Moll y la vicepresidente Arantza Sarasola junto al presidente del Banco de Sabadell, Josep Oliu. Una de las triunfadoras de la noche y eso que no tenía premio fue Aurora Catà. La presidenta de Barcelona Global y persona clave en la consecución de la Copa América no pasó inadvertida y recibió felicitaciones de todos los presentes. También recibió elogios el presidente del Cercle d’economia, Javier Faus, que también ha colaborado desde la sociedad civil para traer a Barcelona ese evento. Sin olvidar a Damià Calvet, del Port de Barcelona, que dio muestras de conocer el puerto como su propia casa. Estaba el siempre discreto, Sacha Michaud, uno de los socios fundadores de Glovo o el director de Relaciones Institucionales y Seguridad del Banco de Sabadell, Álvaro Echevarría, quien ese mismo día desayunó con Florentino Pérez en un acto del presidente Pedro Sánchez en Madrid y comió con el presidente Joan Laporta en Barcelona. Coincidieron el expresidente del Cercle d’ Economia, Carles Tusquets, y el aspirante a presidir esa institución, Jaume Guardiola. En fin, que parece que ha vuelto la normalidad.

El presidente de la Fundación EINA, Miquel Molins, ata el delantal al ministro Miquel Iceta

/ El Periódico

Inauguración de Eina Bosc

Noticias relacionadas

 Pues si el lunes se celebró el acto empresarial más importante de los últimos tiempos, este viernes ocurrió lo mismo, pero del mundo cultural. La inauguración del nuevo edificio del Centro Universitario de diseño Eina congregó al Ministro de Educación, Miquel Iceta, a la 'consellera' de Educació, Gemma Geis, y el teniente de alcalde Jordi Martí y no se lo perdieron los alcaldables Ernest Maragall y Elsa Artadi.

Toca felicitar a la dirección del centro, encabezada por el presidente de la Fundación Eina, Miquel Molins, por la rehabilitación de este singular edificio ahora reconvertido en Eina Bosc. Se trata de un espacio espectacular donde los estudiantes podrán dar rienda suelta a la creatividad. Pues eso, que en EINA también se respiraba buen rollo. Es cierto que en este tipo de actos Iceta lo pone fácil pero se nota que políticos, arquitectos, diseñadores y otras personalidades del mundo cultural lo que tienen ganas es de que vuelva la normalidad y desaparezca la crispación.