Impulso a la atención primaria

La Sagrera tendrá un nuevo CAP tras años de lucha vecinal

  • Ayuntamiento y Salut llegan a un acuerdo para levantar un nuevo centro en un solar del pasaje Bofarull

El solar del pasaje Bofarull donde se levantará el nuevo CAP La Sagrera.

El solar del pasaje Bofarull donde se levantará el nuevo CAP La Sagrera. / Joan Mateu

3
Se lee en minutos
Beatriz Pérez
Beatriz Pérez

Periodista

Especialista en sanidad, temas de salud

Escribe desde Barcelona, Catalunya, España

ver +

Su lucha no ha sido tan mediática como la del centro de atención primaria (CAP) Raval Nord, pero los vecinos de la Sagrera, en el distrito barcelonés de Sant Andreu, han conseguido por fin lo que llevaban años peleando: un nuevo solar para el CAP La Sagrera, que se encuentra, por ahora, en la calle de Garcilaso. Así, tras una larga reivindicación, el Ayuntamiento de Barcelona y la Conselleria de Salut han llegado a un acuerdo para su nueva ubicación, que estará en un solar del pasaje Bofarrull, justo al lado del podelideportivo de la Sagrera. Estará listo en unos cinco años. Lo han anunciado este miércoles.

Sin embargo, en menos de un año, estarán listos unos módulos provisionales en la calle Baixada de la Sagrera (a unos 300 metros del actual CAP) para poder ampliar los servicios de este centro de salud.

El actual CAP se ampliará en menos de un año gracias a unos módulos provisionales a 300 metros de la calle Garcilaso

"Valoramos este acuerdo entre el ayuntamiento y Salut con alegría, optimismo y esperanza", ha dicho este miércoles en una atención a los medios de comunicación el director del CAP, Gustavo Losada. El mismo ha destacado que los profesionales del centro tienen la necesidad de un nuevo espacio "desde hace mucho", debido al aumento, en los últimos años, de los pacientes del CAP y, con ello, del "trabajo".

Además, como ha sucedido en otros centros de atención primaria, la crisis del covid-19 ha puesto de manifiesto la falta de espacio en muchos de ellos. "Hemos tenido que reorganizarnos para tener espacios de consulta y seguir atendiendo como lo hacíamos", ha dicho Losada. El CAP La Sagrera, que da cobertura a 35.000 usuarios, tiene ahora un espacio de 2.000 metros cuadrados que, asegura, se quedan pequeños.

Una "necesidad del barrio"

La representante de la Plataforma Salvem el CAP La Sagrera, Àngels Torné, ha destacado positivamente el que las administraciones "se hayan puesto de acuerdo" y "hayan entendido que esta es una necesidad del barrio". El solar del pasaje Bofarull, que el ayuntamiento ha cedido gratuitamente a la Generalitat, tendrá 4.000 metros cuadrados. "Este solar era una de las propuestas a las que optaba la plataforma", ha celebrado Torné. La Associació de Veïns i Veïnes de La Sagrera también apoya esta nueva ubicación.

El covid-19 ha puesto de manifiesto, aún más, los problemas de espacio de muchos centros

"Ahora mismo el CAP no puede trabajar para toda la población. Con el covid-19 todo se ha agravado aún más", ha asegurado. Eso sí, se ha mostrado escéptica con los módulos que servirá para ampliar provisionalmente el centro de atención primaria. "Nos tiene inquietos", ha reconocido. "Nos hubiera gustado una cosa más sólida, pero entendemos que se ha intentado una solución válida para todos", ha añadido. Y ha advertido de que el nuevo CAP, con el doble de espacio que ahora, necesitará "más personal" del que tiene ahora.

La regidora de Salut, Envelliment i Cures del ayuntamiento, Gemma Tarafa, ha destacado que el nuevo CAP se levantará "con mirada de futuro", es decir, teniendo en cuenta que el barrio de la Sagrera "crecerá". "También queremos la primaria reforzada", ha señalado. Por su parte, la directora del CatSalut, Gemma Craywinckel, ha subrayado que Salut se encuentra "dentro de un proceso de transformación de la atención primaria". "La primaria es la puerta de entrada del usuario en el sistema. Y, para conseguir eso, los CAP deben ser espacios amplios y fáciles".

Inversión

Los módulos en los que el CAP se ubicará provisionalmente costarán 500.000 euros. El nuevo CAP, entre seis y ocho millones, según Craywinckel, aunque el proyecto aún no está redactado. Las limitaciones del espacio de la calle de Garcilaso, donde ahora está el centro, hacían inviable su ampliación y, por eso, Salut pidió al consistorio la posibilidad de buscar un nuevo solar donde poder ubicar el nuevo CAP.

Noticias relacionadas

La parcela del pasaje Bofarull tiene una superficie de base de mil metros cuadrados, que se deberá adecuar para la futura construcción a unos 800 metros cuadrados y a una altura de cuatro pisos. En total ocupará 4.000 metros cuadrados.

El proyecto de funcionalidad del nuevo CAP La Sagrera prevé mantener la cartera de servicios de los que ya dispone el centro en estos momentos.