EN BARCELONA

Tres jóvenes rocían con gasolina a una persona que dormía en la calle

  • El vigilante de seguridad del gimnasio Sant Pau, en el Raval, ha visto a los agresores, se ha acercado y estos han escapado.

  • El concejal de Derechos de Ciudadanía, Marc Serra, asegura que los agresores tenían estética nazi y habla de tentativa de asesinato.

El vigilante de seguridad vigilante del gimnasio de Sant Pau que ha impedido el ataque.

El vigilante de seguridad vigilante del gimnasio de Sant Pau que ha impedido el ataque. / GUILLEM SÁNCHEZ

Se lee en minutos

Tres jóvenes han rociado con gasolina a un hombre sin hogar que dormía cerca del gimnasio social Sant Pau, en el barcelonés barrio del Raval, la mañana de este miércoles. El vigilante de seguridad del equipamiento -que ofrece duchas a personas que viven en la calle- ha llegado antes de su hora a trabajar y esperaba en el coche, aparcado en la puerta, cuando ha visto que tres chicos se acercaban a molestar al hombre que dormía junto a la entrada. Se ha bajado del coche, se ha acercado y, los chicos, al verle, se han ido corriendo. Al llegar hasta la víctima, que se ha despertado con el ruido, ha comprobado que le habían rociado con gasolina.

El director de relaciones institucionales del Sant Pau explica que la víctima no solo es conocida por los trabajadores del Sant Pau, sino también "muy querida". "Ayer mismo, por la tarde, nos llegó material y estuvo aquí con nosotros ordenándolo, y al final decidió ponerse a dormir aquí al lado", señala Morera.

El vigilante de seguridad que ha evitado que el episodio acabara en tragedia explica que los tres jóvenes iban con la cabeza rapada, botas militares y estética 'skin'. "Dos de ellos se han ido corriendo al verme, pero un tercero se ha encarado a mí y me dicho 'segurata de mierda'", relata.

La Comisionada de Acción Social del Ayuntamiento de Barcelona, Sonia Fuertes, el concejal de Ciutat Vella, Jordi Rabassa y el concejal de Derechos de Ciudadanía, Marc Serra, se han dirigido a primera hora hacia el gimnasio -que ofrece el servicio de duchas en un convenio con el consistorio- para interesarse por la situación del ciudadano agredido y mostrarle su apoyo.

Intento de asesinato

Serra ha definido lo sucedido como un "intento de agresión sádica que pone los pelos de punta". "Lo que ha pasado esta mañana es una tentativa de asesinato, con el agravante de que esa persona se encontraba en situación de vulnerabilidad", asevera Serra, quien insiste en que esos actos no pueden quedar impunes. "Iremos hasta el final para encontrar a los autores", subraya.

Te puede interesar

El concejal de Derechos de Ciudadanía confirma también que, según las primeras descripciones que están recopilando los cuerpos policiales, los agresores llevarían símbolos que los identificarían con personas que forman parte del "colectivo nazi". "No se trata de un hecho aislado", destaca el concejal muy preocupado.

Los Mossos d'Esquadra están investigando los hechos, que ya han sido denunciados por la víctima, que permanece "en un lugar seguro", según indica el concejal Serra.