Comisión municipal

Barcelona aprueba retirar los bloques de hormigón de la calle

Los 'comuns' votan a favor de quitarlos de la vía pública a lo largo del 2021 porque ya estaba previsto que fueran provisionales

Barreras ’New Jersey’ marcando el perímetro de una terraza del Eixample

Barreras ’New Jersey’ marcando el perímetro de una terraza del Eixample / Manu Mitru

  • La oposición considera un éxito la votación porque a su modo de ver queda demostrado que estos elementos son peligrosos

  • Barcelona en Comú no considera que pongan en riesgo a ningún colectivo pero sí admite que hay opciones mejores

Se lee en minutos

Como en la noche electoral, el resultado de esta votación habrá dejado satisfechas a todas las bancadas del Ayuntamiento de Barcelona. La comisión de Ecología, Urbanismo, Infraestructuras y Movilidad ha aprobado una proposición del grupo municipal de Ciutadans que insta al gobierno de Ada Colau a retirar los bloques de hormigón de las calles de la ciudad. La oposición ha celebrado la derrota del urbanismo táctico implementado durante la pandemia, mientras que los 'comuns' lo han considerado la confirmación del plan inicial, esto es, la voluntad de cambiar un elemento que ya consideraban provisional por otro más estético y definitivo.

Como sucede con todo lo que se aprueba en este conclave, lo votado no es para nada vinculante. Pero al haber votado favorablemente Barcelona en Comú y el PSC, la cosa tiene un plus de compromiso. La teniente de alcalde de Urbanismo, Janet Sanz, ha pedido a Celestino Corbacho (Cs) que se incluyera en el texto de la proposición una fecha: "Durante el 2021". Una manera de darse unos meses de margen para decidir qué se hace con estos elementos que parte de la oposición considera peligrosos para determinados colectivos, básicamente ciudadanos en moto y usuarios de vehículos de movilidad personal.

¿Elementos inseguros?

Noticias relacionadas

La propuesta insta a substituir los bloques "por otros elementos que ayuden a mejorar la calidad arquitectónica del espacio público y para que sean más seguros". Sanz, y también Jordi Coronas (ERC), han rechazado que generen inseguridad. En el caso de Esquerra, sí se compra el argumento de que no es el elemento más bonito del mundo y que se podría haber echado mano, como ha hecho Nueva York, ha detallado Coronas, de alternativas mucho más elegantes.

La proposición hace referencia a "bloques de hormigón", lo que, ante la falta de concreción, implica tanto a las barreras 'New Jersey' que, por ejemplo, delimitan las terrazas de los bares arañadas a la calzada, como a los bancos situados en calles que han perdido un carril, como Consell de Cent, y que, de igual manera, están sujetos a un concurso público vinculado al proyecto de ejes verdes en el Eixample.