Ensayo para el ocio nocturno

El concierto piloto con tests de la Sala Apolo aguarda resultados

La sala de conciertos albergó el sábado a 500 personas que se hicieron un control de antígenos y PCR para valorar la fórmula de cara poder reabrir el sector del ocio

Uno de los médicos de la prueba, Boris Revollo, considera que es prematuro plantear esta estrategia para otros eventos multitudinarios como el Mobile World Congress

El concierto piloto con tests de la Sala Apolo aguarda resultados

ACN/Primavera Sound

Se lee en minutos
Xavier Pérez

Ayer se celebró en la Sala Apolo de Barcelona un concierto muy esperado. ¿El de la reapertura? Tal vez. Un total de 500 personas asistieron al evento tras haber sido sometidos horas antes a un test de antígenos (saliva) y PCR, en la cercana plaza de La Xemeneia, para identificar posibles casos positivos de covid-19, mientras que otras 500 personas (que no fueron al concierto) también se sometieron voluntariamente a estos test para actuar como grupo de control.

La Sala Apolo de Barcelona ayer antes del concierto.

/ Europa Press

En una semana todos ellos, los mil, serán sometidos a pruebas PCR para determinar así la posibilidad de aplicar esta fórmula a otros eventos con público en vivo.

La prueba piloto contó con la DJ Marta Salicrú y la música de Renaldo & Clara, Mujeres y Unai Muguruza, y se desarrolló bajo los parámetros previstos. La Asociación de Festivales de Música-FMA se sumó a la iniciativa impulsada por el festival Primavera Sound, la Fundación Lucha contra el SIDA y las enfermedades infecciosas y el Hospital Universitario Germans Trias i Pujol de Badalona.

Por fín música

Todos los asistentes, tras recibir por sms el OK para acudir al concierto, fueron citados a partir de las 17:00 horas para una toma de temperatura y se les entregó una mascarilla FFP2. También se les solicitó que tuviesen instalada la aplicación Radar Covid. Los asistentes bailaron, se sentaron en las mesa de la zona del bar. A partir del día 20 de dicembre han sido citados todos los voluntarios para ser sometidos a una segunda prueba PCR y veremos si las notas musicales sirvieron para aparcar la posibilidad de infección.

Tanto los responsables de la organización del concierto como desde el Hospital Trias i Pujol, lamentan que el Procicat no autorizara el concierto con mil personas, lo que habría permitido un resultado del estudio mucho más preciso. No obstante, valoran la experiencia como muy positiva.

Prematuro para grandes eventos

Aunque lejos de cantar victoria, Boris Revollo, del Hospital Trias i Pujol ha considerado hoy en una entrevista a RAC1 que todavía es "prematuro" plantear este tipo de estrategias para eventos con muchos más asistentes como pueden ser los salones, las ferias cpmo el propio Mobile World Congress o los eventos musicales como el Primavera Sound, incluso tampoco los partidos de fútbol.

Noticias relacionadas

Un voluntario toma la temperatura antes del concierto.

/ Toni Albir (EFE)

"De momento no tenemos previsto repetir el análisis con más gente", señala Revollo en su entrevista radiofónica. "Se ha invertido mucho tiempo, mucho dinero y mucho personal", apunta. Para el responsable, se trata de una experiencia muy importante porque no se ha hecho nada similar por el momento. La información que se aporte con el segundo test PCR servirá para trazar un posible mapa de eventos de cara al futuro. "Los test rápidos pueden servir como estrategia de cribado de personas que pueden contagiar el virus", apunta.