01 dic 2020

Ir a contenido

PANDEMIA DEL COVID-19

Barcelona comienza a liberar hoteles habilitados como hospitales

El Barcelona Princess, que acogía enfermos leves, y el Catalonia Plaza inician este lunes la desinfección

Efe

Hotel Barcelona Princess, en la zona del Fòrum.

Hotel Barcelona Princess, en la zona del Fòrum. / ARCHIVO / CESC GIRALT

El Hotel Barcelona Princess, situado en el Fòrum de Barcelona, y el Catalònia Plaza, en la plaza de Espanya, dejarán de acoger a enfermos leves de covid-19 después de haber dado de alta a sus últimos pacientes. El primero ha estado 45 días operativo como extensión del Hospital del Mar, mientras que el segundo, que ha funcionado como extensión del Hospital Clínic, se ha mantenido en servicio durante 52 días.

Según ha informado el Gremio de Hoteles de Barcelona, el próximo lunes el establecimiento se someterá a un exhaustivo proceso de desinfección a cargo de la Conselleria de Salut, previo a la recuperación de sus actividades.

Durante los 45 días que ha permanecido operativo como hotel sanitario, el Princess ha habilitado 300 de sus 363 habitaciones y ha alojado a 298 pacientes leves de coronavirus.

En el Catalonia Plaza, renombrado como Hotel Salut y con capacidad para atender hasta 500 pacientes, han trabajado cerca de 220 sanitarios del Hospital Clínic, entre médicos, enfermeras, técnicos auxiliares de enfermería, farmacéuticos y personal de apoyo de limpieza y mantenimiento.

16 hoteles habilitados 

A partir de ahora siguen como "hotel salud" el Cotton House, el Catalonia Barcelona Plaza, Praktik Bakery, Melià Barcelona Sarrià, Praktik Vinoteca, Barcelona Princess y el Ilunion Barcelona, mientras que el Generator Barcelona, el Tres Torres Atiram Hotels y el Hotel Sagrada Família atienden necesidades de servicios sociales.

Asimismo, los hoteles Catalonia Diagonal Centro, Catalonia Rigoletto, Alimara Barcelona Hotel, Room Mate Emma, Pullman Barcelona Skipper e Ilunion Bel Art siguen acogiendo al personal sanitario que necesita alojamiento.

En su conjunto, el sector hotelero barcelonés ha puesto a disposición de las autoridades sanitarias durante la pandemia alrededor de 2.500 habitaciones y más de 1.100 camas, de forma voluntaria y altruista.