30 may 2020

Ir a contenido

CAMBIO DE USO

El 40,6% de los pisos turísticos en Barcelona pasa al alquiler residencial

Apartur promociona los apartamentos como un destino turístico más seguro ante la pandemia

Efe

El 40% de los pisos turísticos de Barcelona pasan a alquiler residencial con la crisis del coronavirus, según explica Enrique Alcántara, de APARTUR. En la foto, interior de un piso turístico en el centro de Barcelona. / VÍDEO: EFE

El 40,6 % de los pisos de uso turístico que tiene Barcelona dejan de dar servicios al turismo de corta estancia y se reconvierten en alquiler residencial durante este 2020, debido al coronavirus.

Según un estudio realizado por la Asociación de Apartamentos Turísticos de Barcelona (Apartur) sobre el impacto de la crisis sanitaria del coronavirus, unos 3.900 apartamentos turísticos de los 9.600 que hay censados en la ciudad han apostado por este cambio.

Los 5.700 restantes buscarán dar respuesta al turismo que llegue a la ciudad en los próximos meses, cuando se pueda reabrir definitivamente el mercado. Cuando esto pase, el sector cree que los apartamentos turísticos serán los preferidos por los viajeros.

Así, el presidente de Apartur, Enrique Alcántara, ha vaticinado que, en los próximos meses, se espera que predomine un turismo familiar, y considera que "los pisos turísticos garantizan el distanciamiento social mejor que cualquier otra modalidad de alojamiento".

Combatir los ilegales

La patronal espera que, a partir de los apartamentos turísticos que sigan operativos, se puedan mantener los 5.000 puestos de trabajo directos y los miles indirectos que genera el sector. Por ello, la asociación ha pedido que se opte siempre por la oferta reglada y se evite la proliferación de nuevos alojamientos ilegales.

Apartur cree que ahora el reto pasa por incorporar al parque de viviendas de la ciudad la gran cantidad de locales comerciales en planta baja y las oficinas ubicadas en bloques de pisos que quedarán vacías a raíz de la crisis sanitaria, además de las 10.000 viviendas vacías que hay actualmente en Barcelona.

La asociación cree que la actual crisis hará bajar los precios del alquiler a niveles similares a los de la crisis del 2008 y que el teletrabajo, la lucha por la sostenibilidad y los riesgos sanitarios en las grandes ciudades invertirán, a medio plazo, la tendencia de concentración de población en las ciudades y trasladará la presión de los precios a la periferia.

Alcántara ha recordado que desde el inicio del covid-19 se han puesto a disposición de personal sanitario y de residencias un total de 250 pisos turísticos de forma gratuita.