MOVILIDAD

BCN ampliará el colector de aguas de Diagonal antes de conectar los tranvías

El gobierno municipal licitará en los próximos días la obra, que aumentará en un 70% la capacidad desagüe de la infraestructura

Un tranvía de Barcelona. 

Un tranvía de Barcelona. 

Se lee en minutos

Antes de reurbanizar la Diagonal para encajar el tranvía, el Ayuntamiento de Barcelona quiere solucionar un problema localizado en el subsuelo. El colector de aguas situado en esta avenida a la altura del paseo de Sant Joan, una infraestructura  de principios del siglo XX, requiere una ampliación de su capacidad para mejorar la resiliencia de la ciudad en un contexto de cambio climático, con aguaceros cada vez más frecuentes e intensos. Una vez finalizada esta actuación, en el 2021, se podrá comenzar a implantar la estructura tranviaria entre Glòries i la parada de metro Verdaguer.

El desdoblamiento del colector incrementará en un 70% la capacidad de desagüe y mejorará el funcionamiento del sistema de colectores repartidos por las calles de Milà i Fontanals, Girona i Bailèn. La actuación reducirá el riesgo de inundación y circulación de agua tanto en estas calles como en la avenida Diagonal, y también permitirá “alargar la vida útil del sistema de alcantarillado porque se evitarán los efectos erosivos del funcionamiento en carga”, detallan fuentes municipales.

Las obras, con una longitud de 310 metros, tendrán un coste de 7,7 millones de euros y podrían empezar a finales del 2020. Para terminar esta ampliación serán necesarios unos 14 meses. El Ayuntamiento ya ha licitado esta obra, considerada por el equipo municipal como el pistoletazo de salida para unir el Trambaix y el Trambesòs. Finalizadas las actuaciones bajo tierra, la futura urbanización de la superficie ya contemplará el espacio para el tranvía. 

La conexión de las redes de tranvías es un “compromiso de este mandato” y cuenta con “un amplio consenso” en los últimos plenos, ha recordado la teniente de alcaldía de Ecología, Urbanismo y Movilidad, Janet Sanz, que ha puntualizado que en los presupuestos del ayuntamiento para este año no hay una partida vinculada al tranvía pero sí para un “paso previo indispensable” como es la ampliación del colector.

El tranvía figurará en los próximos presupuestos tanto del consistorio como de la Generalitat, ha añadido.  En este sentido, la teniente de alcaldía ha subrayado que existe la voluntad política de las diferentes partes para realizar esta conexión y una apuesta por un modelo de gestión 100% público. Para este cambio de modelo tocará esperar hasta el 2032, que es cuando termina la concesión. La posibilidad de rescatar toda la concesión, osea pagar unos 400 millones de euros a los 'holdings' que explotan estas líneas, quedó descartado. 

Te puede interesar

Sanz también ha recordado que los primeros trabajos de conexión de la red tranviaria se iniciarán en el tramo entre Glòries i Verdaguer, que el Ayuntamiento solo tiene competencias en "la ordenación del espacio público" y que será la Generalitat la encargada de poner las vías. El primer tramo  estará terminado en el 2023. El proyecto para estos 1,5 kilómetros -quedará pendiente llegar hasta la plaza de Francesc Macià y completar los 3,8 kilómetros que separan el Trambaix y el Trambesòs- incluye la creación de tres nuevas paradas.

Preguntada por las siguientes fases y el calendario aproximado de actuaciones, Sanz ha remarcado que ahora es el momento de poner en marcha nuevamente un proyecto que "lleva 10 años parado por conflictos partidistas".