Ir a contenido

sector clave

Este es el precio de alquilar un piso en tu barrio en Barcelona

Los alquileres siguen subiendo en media Barcelona, aunque el precio promedio ha bajado a 944 euros en el primer trimestre

La cifra suaviza los récords de finales del 2018, pero un piso aún cuesta 47 euros más que hace un año

Patricia Castán

Cartel de un piso de alquiler en la avenida de Madrid de Barcelona.

Cartel de un piso de alquiler en la avenida de Madrid de Barcelona. / FERRAN NADEU

En una lectura positiva podría interpretarse que Barcelona ha tocado techo y empieza a moderar tímidamente sus disparatados precios de alquiler de vivienda. Aunque si se quiere ver la botella medio vacía, hay que admitir que la mitad de los distritos (incluidos los hasta ahora más económicos) han seguido encareciéndose en el primer trimestre del 2019 respecto al anterior. Y que el precio medio de los contratos firmados en ese periodo, 944,43 euros, está 47 euros por encima que un año antes. Una situación que mantiene a muchos ciudadanos haciendo cábalas para afrontar actualizaciones de contrato o cambios de domicilio. El distrito más barato de la ciudad sigue siendo Nou Barris, pero ya casi ronda los 700 euros de renta mensual media, algo más de la mitad de lo que se paga en el cotizado Sarrià-Sant Gervasi (1.266), que cae levemente.

Los datos del Incasol, que registra los contratos de alquiler en base a las fianzas depositadas, dibujan trimestralmente la radiografía oficial de la vivienda arrendada. Tras varios años vertiginosos, que alcanzaron el récord de 954,29 euros de media en el último trimestre del 2018, parece apreciarse una estabilización que también han detectado los grandes portales inmobiliarios. Cabe destacar que estos utilizan como referencia los precios de sus anuncios, mientras que el Institut Català del Sol toma los precios reales de firma. El primer balance publicado -hoy jueves- sobre este año constata la tendencia ya apuntada a finales del pasado de ajustes de precios en algunos distritos. En esta ocasión, son cinco (la zona alta, Ciutat Vella, el Eixample, Gràcia y Sant Martí) los que suavizan precios y otros cinco los que siguen hacia arriba.

Lo barato, más caro

Aunque en el tramo alto sube Les Corts (el segundo más caro de la ciudad tras volver a superar al Eixample), es llamativo el incremento experimentado en los hasta ahora territorios más asequibles, aunque sea ligero, de apenas unos euros. Y la sensación de que cada vez son menos los barrios económicos, ante la presión de la demanda que ejercen quienes huyen del centro buscando pisos que puedan pagar. De hecho, el metro cuadrado en promedio en la ciudad cotiza a 13,62 euros, mientras en Nou Barris ha ascendido ya a 11,37 euros, tres euros más que hace cinco años.

En los tres meses se han firmado 12.832 contratos, proporcionalmente menos que el año pasado, cuando en todo el 2018 se alcanzaron los 53.524, la cifra más alta del histórico de este organismo dependiente de Habitatge de la Generalitat. La fiebre del arrendamiento en los últimos años convive ahora con el repunte de la venta de vivienda usada, al crecer de nuevo entre muchos ciudadanos la percepción de que resulta más conveniente comprar que alquilar, siempre y cuando se pueda optar a una hipoteca.

Los resultados se contemplan con más pesimismo si se atiende a la evolución interanual, es decir, a cómo estaba la ciudad hace un año. En ese comparativo, todos los distritos están más ahora más caros, incluso 50 euros por encima, lo que puede ser un gran lastre para muchas economías frágiles. En ese mismo periodo del 2018, la media de precios de los contratos fue de 897,89 euros.

Evolución desigual

Mirando la evolución por barrios, es sorprendente también que ni siquiera los distritos sigan una evolución homogénea en cuanto a barrios. Así, Ciutat Vella cae ligeramente (de 936,3 a finales del 2018 a 924,5 de enero a marzo), pero algunas de sus zonas, como el Gòtic, siguen la curva ascendente. Lo mismo sucede en muchos otros casos. El Eixample se modera en cuatro de sus seis barrios, pero sube en la Sagrada Família y Sant Antoni.

En cualquier caso, la tendencia a la estabilización en los precios no acaba de afianzarse, vistos otros indicadores publicados esta misma semana. El balance de Idealista.com, que desde hace trimestres constataba cierto freno, refleja  con datos hasta junio una caída mensual anecdótica, del 0,2% pero un aumento interanual y también trimestral superior a un punto, hasta los 16,5 euros por metro cuadrado en sus anuncios, y muy cerca de su máximo histórico. Otro informe del semestre de Fotocasa.es establece este precio medio de la oferta en 16,29 euros, amén de que la mayoría de ciudadanos ven muy caras las rentas.