Ir a contenido

Transporte

Fracasa la mediación y los trabajadores del metro harán huelga durante el Mobile

Las partes no han conseguido ponerse de acuerdo y la Generalitat ha decretado servicios mínimos del 50% durante las horas puntas y del 30% para el resto

Gabriel Ubieto / Agencias

Estaación de la Línea 4 del metro de Barcelona 

Estaación de la Línea 4 del metro de Barcelona 

La dirección de Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) y los sindicatos no han conseguido ponerse de acuerdo y habrá huelga de metro durante la celebración del Mobile World Congress (MWC). Así lo han confirmado diversas fuentes sindicales tras finalizar la mediación convocada por el Departament de Treball. La Generalitat ya ha decretado los servicios mínimos para los próximos 25, 26, 27 y 28 de febrero, que serán del 50% en las horas puntas, es decir, de 6.30 a 9.30 horas y de 16.00 a 20.00 horas. El resto del servicio deberá operar al 30% de capacidad. Los paros convocados por las centrales son de 7.00 a 9.00 horas, de 16.00 a 18.00 horas y de 22.50 a 00.50 horas.

Tras fracasar la mediación y fijar el Departament de Treball los servicios mínimos, la presidenta de TMB y concejal de Movilidad del Ayuntamiento de Barcelona, Mercedes Vidal, ha asegurado que estos servicios mínimos son "insuficientes" y que "no garantizarán adecuadamente" la movilidad. También ha señalado que son los mismos que se decretaron para la huelga de metro hace dos años sin tener en cuenta que el uso del metro está aumentando a un ritmo del 5% anual.

Si bien la presidenta de TMB declaró momentos antes del comienzo de la mediación en la sede de Treball que existían todas las "condiciones" necesarias para evitar la huelga de Metro, los representants sindicales se han manifestado rotundamente en contra. Estos critican la propia celebración de la mediación de este viernes, ya que la dinámica de los sindicatos del Metro es de ratificar todo acuerdo alcanzado con el comité de huelga con la asamblea de trabajadores. Y la última la celebraron el pasado jueves, tras fracasar la mediación del miércoles. 

Barcelona revivirá así un año más las imágenes del metro colapsado durante la alta afluencia de pasajeros que vive la ciudad durante el Mobile. "Somos conscientes de que perjudicamos a la ciudadanía, pero eso es algo que desgraciadamente haríamos durante todo el año. Si la repercusión de hacer cuatro días de huelga durante el Mobile nos permite no tener que hacer más paros, nosotros lo tenemos claro", cuentan fuentes sindicales.

Amianto, la principal revindicación

El principal argumento esgrimido por las centrales para justificar los paros es la crisis del amianto que vive el metro de Barcelona. or el momento, ya son 12 los casos de alteraciones pleurales que la empresa admite que podrían estar vinculadas con la exposición a las fibras del amianto. Estas personas, señaló TMB en un comunicado el pasado 9 de enero, no requieren de tratamiento médico. La prueba médica ya la han pasado 600 de los más de 800 trabajadores que forman el colectivo que la empresa pública considera potencialmente expuesto. Los sindicatos exigen a TMB un reconocimiento público del problema y un plan integral para combatirlo.

Además de la cuestión del amianto, los trabajadores del metro también reivindican la negociación de las condiciones de implantación del cierre automático de estaciones, que está en periodo de pruebas en algunas terminales.