Ir a contenido

CITA ANUAL

Barcelona vuelve a convertirse 11 días en la meca gay

El 80% de asistentes serán extranjeros procedentes de más de 100 países

El día punta será el próximo martes 14, con la macrofiesta de Illa Fantasia

Patricia Castán

Punto de bienvenida del Circuit Festival.

Punto de bienvenida del Circuit Festival. / ELISENDA PONS

En medio de la eclosión turística estival y como ya es tradición desde hace más de una década, los próximos días serán de visible desembarco gay en Barcelona. Más internacional que nunca, porque un 80% de los miles de participantes de esta nueva edición del Circuit Festival proceden de más de un centenar de países, dispuestos a disfrutar de 11 días de saraos que lo convierten en la cita más larga y esperada para el colectivo LGBTI. El colorido ya se empieza a dejar ver en puntos neurálgicos como el Gayxample, movilizado desde sus tiendas, restaurantes y servicios para la ocasión, aunque toda la ciudad ejercerá estos días de meca gay.

El macroencuentro para lesbianas, gais, bisexuales y transexuales comienza oficialmente mañana jueves (hasta el 19), aunque los días centrales del festival serán los de más afluencia de público. En especial, el 14 de agosto, cuando la Illa Fantasia volverá a ser escenario del Water Park Day o gran despiporre festivo a remojo, en doble edición, diurna y nocturna. Pero el Circuit da este año para mucho más, ya que la organización ha apostado por el más y mejor en el cartel de música electrónica, a la par que intensificado la agenda cultural y deportiva, para quienes buscan una inmersión total y más allá de lo hedonista.

El fenómeno del festival se expande también internacionalmente con su ya consolidada gira mundial (durante todo el año) en más de 30 ciudades, a las que este año se suman dos ediciones de festival propiamente dicho en Tailandia y en Miami, destacan fuentes de la organización. A la inversa, la cita barcelonesas se enriquece también este año con fiestas a cargo de promotoras foráneas como Forever Tel Aviv (Israel), The Week (Brasil) y Megawoof (Reino Unido).

Para chicas

De menor duración pero igualmente reforzado, el festival específico para lesbianas y bisexuales, el Girlie Circuit Festival, se celebrará del 14 al 19, con un contudente cartel musical integrado por 23 discjoqueis y artistas femeninas llegadas de ocho países para protagonizar cinco fiestas sonadas. La agenda de esta parte del festival se completa con 11 propuestas de cultura y deporte.

Unos y otras tomarán muchas pistas de baile de la ciudad y su periferia, como Razzmatazz, Input, Safari, CDM Beach Club y el Parc del Fòrum, con algunas de las citas más concurridas en el Waka de Sant Quirze del Vallès. 

El itinerario más diurno, en cambio, propone desde exposiciones como El_Mal_Trato, en el Centre d'Art Santa Mònica, a espectáculos como Airotic en el Teatre Victoria, talleres como Sobrevivir al Ambiente, y coloquios, por ejemplo, sobre la función de las colonias estivales para adolescentes LGBT.

El impacto turístico del montaje se deja notar en hoteles y apartamentos turísticos de toda la ciudad, aunque con especial demanda en el Eixample izquierdo, señalan diversos operadores. El Axel, gayfriendly, está hasta la bandera, y en muchos restaurantes y tiendas de la zona han "reforzado plantillas y horarios" estos días.

Destino Barcelona

El verano pone claramente a la capital catalana en el mapa del colectivo, entre el Circuit y el Pride Barcelona, pero la ciudad trabaja para ser un destino desestacionalizado. Desde Turismo de Barcelona hay una línea de trabajo centrada en los visitantes LGTBI. Este año se han intensificado las actividades al respecto, desde una acción con prensa de Japón Corea y Taiwan durante el Pride, al considerarlos "nuevos mercados emergentes", hasta participación en un reciente foro sobre este turismo en Bruselas, y en encuentros profesionales donde promocionar la industria local, más allá del ocio y el apartado lúdico, destaca Mateu Asensio responsable de Promoción Internacional y de esta línea. Turisme de Barcelona es ahora más "proactivo" en la captación de este viajero, al que se quiere tentar también con cultura.

Por cierto, que según el ránquing Best of Gay Cities 2017, Barcelona es el segundo destino mundial para escapadas románticas (tras París) y tercero en cuanto a oferta gastronómica. El Axel, además, se impuso como "mejor experiencia hotelera". El festival Circuit, precisamente, estuvo nominado entre los acontecimientos más importantes para LGTBI.