Ir a contenido

SUCESOS

Detenida una chica de 18 años por la muerte del bebé que apareció en un edificio en Barcelona

La arrestada arrojó a la pequeña al patio del edificio a los pocos minutos de dar a luz

Óscar Hernández / Guillem Sànchez

Los Mossos dEsquadra investigan las circunstancias del fallecimiento. / ALBA CAMBEIRO (ACN VÍDEO)

Los casos de recién nacidos muertos cuyos cuerpos han sido abandonados son de los más difíciles de resolver. Sobre todo, si los cadáveres son arrojados a contenedores o en lugares sin vínculo alguno con los padres. Sin embargo, el equipo de la Divisió d’Investigació Criminal  de la Regió Policial de Barcelona de los Mossos d’Esquadra ha tardado menos de 48 horas en resolver el último caso de muerte de un recién nacido ocurrido en Barcelona.

Los Mossos d’Esquadra han anunciado esta tarde la detención de una joven española de 18 años como presunta autora de la muerte de la recién nacida que fue encontrada el martes por la mañana en el patio de luces del inmueble 231 de la calle de Roger de Flor, ubicado entre las calles de Rosselló y Còrsega, en el barrio del Camp d’en Grassot i Gràcia Nova, en Gràcia.

El cuerpo del bebé fue localizado por una vecina de este edificio que lo vio en el patio cuando se asomó a tender la ropa junto a su ventana. Aunque en los primeros momentos tuvieron dudas de si se trataba de un muñeco o un recién nacido, dos vecinas abrieron el patio a traves de la portería y confirmaron que se trataba de una niña recién nacida.

Los investigadores interrogaron uno a uno a todos los propietarios e inquilinos de este bloque, pero también a los de al lado, el 229, una escalera más antigua pero que comparte el patio con el edificio del 231.  Buscaban a cualquier mujer que hubiera estado en los últimos meses de gesetación para tratar de localizar a la presunta parricida. Estas gestiones habrían permitido llegar hasta la madre de la niña fallecida, que residía en un piso de Roger de Flor, 229.

El inmueble permanecía custodiado ayer por la tarde por dos patrullas uniformadas de los Mossos d’Esquadra mientras los vecinos entraban y salían comentando entre ellos lo sucedido, pero esquivando a los periodistas. También accedieron al inmueble policías de paisano.

Fuentes de la investigación explicaron que la recién nacida habría muerto unas horas después del nacimiento, ya que otra posibilidad inicial era que hubiera fallecido en el parto. Sin embargo, la autopsia habría determinado que la pequeña tenía horas de vida cuando falleció. Los agentes creen que la joven madre arrojó a la pequeña por la ventana después del nacimiento.

Siguen las pesquisas

Sin embargo, aún se investiga el grado de conocimiento del embarazo y del alumbramiento que pudieran tener otras personas, amigos o familiares. La rápida resolución de este caso contrasta con las dificultades que tiene la policía para aclarar el origen del bebé hallado muerto en en el Ecoparc de Montcada i Reixac. Este anterior caso se registró hace un mes y aún no hay detenciones. 
 

0 Comentarios
cargando