Ir a contenido

BARCELONEANDO

Cómic 'avant la lettre'

Los retablos góticos son la primera manifestación artística en Occidente en narrar una historia secuencial a través de viñetas

Jordi Carrión y Sagar crean un ensayo con forma de novela gráfica sobre las colecciones medievales del MNAC

Natàlia Farré

Jordi Carrión (izquierda) y Sagar, frente a los retablo y frontal del Corpus Christi (s. XIV), del maestro de Vallbona de les Monges. 

Jordi Carrión (izquierda) y Sagar, frente a los retablo y frontal del Corpus Christi (s. XIV), del maestro de Vallbona de les Monges.  / ALBERT BERTRAN

El gótico tiene un punto gore. Basta con pasear por el MNAC. Para muestra un botón, o varios. En la 'Vida de Sant Nicolau', retablo que en el siglo XIII lucía en la iglesia de San Fructuoso de Bierge (Huesca) y que en la actualidad cuelga de las paredes del Palau Nacional, hay una escena de lo más perturbadora: dos jóvenes duermen en una cama mientras que de un tercero solo quedan una pierna metida en un barril de sal y la cabeza que sostiene el hombre que lo acaba de degollar bajo la luz de la antorcha que aguanta una mujer. No muy lejos despellejan, cual traje de neopreno, a san Bartolomé, mientras que a san Vicente, atado en una cruz de aspa, le abren las carnes con garfios de acero. Ahí es nada. Pero el gótico también tiene un punto de cómic, pues las escenas descritas no son más que una parte de largas narraciones, en este caso la vida de los santos citados, que se desarrollan a lo largo de un retablo. Los fragmentos son una casa, en vocabulario artístico;  una viñeta, en el léxico de la historieta.

Una de las viñetas reproduciendo el 'Martiri de Santa Eulàlia' (s. XV), de Bernat Martorell. 

Pepe Serra, director del MNAC, se define como lector de tebeos y se muestra convencido de que el cómic puede dar una nueva visión, revitalizadora, de las colecciones del centro. Mostrar el pasado con ojos del presente. Así que puertas abiertas al escritor Jordi Carrión y al ilustrador Sagar para generar una narrativa sobre el museo en formato historieta. El resultado: 'Gòtic' (Norma). Un ensayo personal que reflexiona sobre la creación del centro (incluye alguna crítica) y habla de las emociones que provocan las obras que ahí se conservan. Las góticas, concretamente. ¿Por qué el gótico y no el románico? Fácil. Basta con mirar el Pantocrátor de Sant Climent de Taüll. Es Dios. No hay interacción. Ni diálogo posible. Con el gótico la cosa mejora, y Dios da paso a otros personajes: reyes, obispos, evangelistas, apóstoles, la Virgen, el Niño... El monólogo románico deja paso al diálogo gótico. Y a la viñeta. "El retablo gótico podría ser la primera manifestación artística en Occidente en la cual se narra secuencialmente una historia en viñetas". Palabra de Carrión. Cómic 'avant la lettre'.

Terror gore

Pero poco a poco. Así, lo primero que perciben los autores es que en las 'Pintures murals de la conquesta de Mallorca', los personajes se reconocen en función de la heráldica que lucen, no por su rostro o un tamaño directamente proporcional a su importancia. Y, por supuesto, no tienen la dimensión sobrenatural del Pantocrátor. Pero es que su función tampoco era aterrorizar a los analfabetos fieles de principios del siglo XII sino decorar la señorial casa de la familia Caldes (actual palacio Aguilar), a finales del XIII. Lo segundo que se advierte es la propaganda: el culto mariano tuvo un momento álgido por esas fechas, así que todo es amor maternal y filial antes de llegar a otra clase de divulgación: el terror. Que tanto vale para explicar la sufrida vida de los santos como para mostrar el espeluznante futuro que espera a los pecadores. Ya saben, todo a lo gore.

"Las salas están llenas de monstruos y criaturas que se parecen a las del manga, el anime, los cómics de superhéroes y 'Star Wars'", continúa Carrión. De ahí que el 'Descens de Crist als llimbs' de Bartolomé Bermejo tenga una versión fidedigna y otra más libre con Drácula, King Kong,  Darth Vader, Alien, Godzilla, Frankenstein y otras criaturas contemporáneas. "Los monstruos pop que conocí en mi infancia, en cómics, películas de serie B o videojuegos". Esta ha sido la inspiración de Sagar, según explica el ilustrador.

Pecados capitales

Un ejercicio valiente que Serra quiere explotar. Habrá más miradas contemporáneas a la historia del arte. Tan contemporáneas que el cómic en cuestión  es capaz de mezclar  el gótico con las redes sociales, "viñetas en tiempo real" y nuestros "retablos cotidianos", apunta Carrión. De manera que los autores consiguen aunar Instagram con '13, Rue del Percebe', los siete pecados capitales y los retablos góticos. Todo un reto. 

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.