Ir a contenido

Tradición

La plaza de Sant Jaume instala un original belén aéreo

Las figuras del pesebre, diseñado por el arquitecto Jordi Darder, penden de unos palos de cinco metros de altura

ÓSCAR HERNÁNDEZ

Montaje del tradicional belén en la plaza de Sant Jaume, esta mañana.

Montaje del tradicional belén en la plaza de Sant Jaume, esta mañana. / FERRAN NADEU

La plaza de Sant Jaume se ha despertado hoy con un original belén aéreo, en el que las figuras del pesebre estan colocadas en unos palos de unos cinco metros de altura.

La imagen ha sorprendido esta mañana a los primeros transeúntes que han cruzado la plaza y se han topado con las figuras, de color blanco, ondenado como si fueran banderas, mientras los operarios trabajaban rodeados de una valla verde que impedía ver la parte inferior de la instalación.

Reflejos de día y luz de noche

Cada año el tradicional belén de la plaza de Sant Jaume, de cuya instalación se encarga el Institut de Cultura de Barcelona (Icub), sorprende por su originalidad, aunque jamás se había hecho un planteamiento tan de altura como este.

El belén aereo es obra del arquitecto Jordi Darder y consta de 25 figuras brillantes colocadas encima de los palos que además, con la luz del sol, reflejarán sus colores en las fachadas de la plaza. De noche, están dotadas de luz eléctrica propia para que también resalten. La obra permite su contemplación desde todos los ángulos de la plaza.