Ir a contenido

AVANCE EN INFRAESTRUCTURAS

El Govern promete llevar el metro a Esplugues en la próxima década

La línea 3 se alargará un par de paradas por un coste de 180 millones a partir del 2021

El recorrido T3 del Tram se modificará para ahorrar 5 minutos de viaje hasta Sant Feliu

Conexión en Zona Universitària con la línea 9 en dirección al aeropuerto. 

Conexión en Zona Universitària con la línea 9 en dirección al aeropuerto.  / FERRAN SENDRA

El plan director de infraestructuras 2011-2020 reza lo siguiente en su página 14: "También está en redacción el proyecto constructivo de la prolongación de la línea 3 a Sant Feliu de Llobregat". Este viernes, 5 de mayo del 2017, el 'conseller' de Territori i Sostenibilitat, Josep Rull, y la alcaldesa de Esplugues de Llobregat, Pilar Díaz, han firmado el acuerdo para que el suburbano llegue hasta esta localidad. Primero, a lo largo de este año, se redactará el citado proyecto constructivo. Y si todo va según estima el Govern, las obras empezarán en el 2021

El plan prevé añadir a la línea 3 otras dos estaciones (2,3 kilómetros de longitud), desde Zona Universitària hasta Esplugues Centre, con parada intermedia en Sant Joan de Déu / Pedralbes. La inversión estimada es de 180 millones de euros. Y la demanda prevista, de 6,9 millones de viajeros al año, que se ahorrarán una media de cuatro minutos por trayecto en el transporte público. Rull ha considerado que el proyecto "tiene una potencia transformadora del territorio muy potente" y ha instado a "recuperar el tiempo perdido" y "volver a colocar en el primer nivel la llegada del metro a Esplugues". 

MUNICIPIO METROPOLITANO SIN METRO

La alcaldesa ha recordado que su municipio es el único de la corteza de Barcelona sin metro. "Existía una deuda histórica que corregimos con este protocolo", ha celebrado. 

Esta promesa de inyección de 180 millones puede que no siente demasiado bien en el Ayuntamiento de Barcelona, que el pasado diciembre, para desencallar el ramal sur de la L10 a la Zona Franca, tuvo que comprometerse a colaborar económicamente ante las estrecheces del Govern. Los afectados por el parón de la línea 9 en su trazado central, el que daba sentido a todo el recorrido de río a río, puede que tampoco digieran bien la noticia. Fuentes de Territori avanzan que pronto habrá noticias sobre este plan parado por la crisis. El 'conseller' ya avanzó en septiembre y en diciembre del año pasado su voluntad de "replantear la arquitectura financiera" de esta obra con el objetivo de retomar los trabajos "lo antes posible". Quedan pendientes casi 17 kilómetros de línea, para los que se estima que serán necesarios, como mínimo, 1.200 millones de euros.

Esa "arquitectura financiera" hace referencia a los 450 millones de euros anuales que el Govern aporta en el canon de túneles y estaciones que en algunos casos no están en funcionamiento. El objetivo de Territori, o eso es lo que se ha defendido hasta la fecha, es liberar 200 de esos millones para poder desatascar el proyecto. 

MEJORAS EN EL TRANVÍA

Al margen del metro, Rull y Díaz también han firmado un convenio para mejorar la línea 3 del Trambaix. La Autoridad del Transporte Metropolitano (ATM) redactará los estudios y proyectos necesarios para la definición de la conexión de la T3 entre la plaza de Santa Magdalena de Esplugues y la parada de la rambla de Sant Just Desvern a lo largo de la calle de Laureà Miró y la carretera Reial. De este modo, este nuevo tramo de un kilometro permitirá reducir el recorrido en 1,2 kilómetros y ahorrar 4,8 minutos a los usuarios con origen o destino en Sant Just, Sant Joan Despí o Sant Feliu. Territori prevé que serán necesarios tres años para redactar este proyecto. La inversión prevista, 24,6 millones de euros