Ir a contenido

Un joven muere en una agresión en una discoteca del Port Olímpic

Los Mossos buscan al autor del crimen,que fue grabado por las cámaras de seguridad de la zona

El suceso tuvo lugar la madrugada del domingo en la terraza de un local del eje lúdico de Sant Martí

PATRICIA CASTÁN / BARCELONA

El Port Olímpic de Barcelona.

El Port Olímpic de Barcelona. / JOSEP GARCIA

El Port Olímpic, con casi un cuarto de siglo de currículo lúdico y millones de visitantes (en especial nocturnos), suma algún incidente grave y eventuales trifulcas propias de los ejes de ocio. Sin embargo, los operadores de la zona insisten en que hace meses que la situación estaba más tranquila. Tanto como para espaciar las habituales reuniones de seguridad, control y convivencia que mantenían con la policía y las entiddes vecinales de Sant Martí. Hasta la madrugada del domingo, cuando una agresión mortal volvió a enturbiar la imagen de la zona olímpica.

Un joven de 28 años de nacionalidad española falleció desangrado por una herida que inicialmente se atribuyó a arma blanca y a una reyerta en la discoteca Nirvana, en el Moll de Mestral. No obstante, fuentes de la asociación de bares, restaurantes y ocio Abroport, en contacto con los responsables de la sala donde tuvo lugar el suceso, han señado que las grabaciones de las cámaras del local visionadas con los Mossos d'Esquadra revelarían que la agresión se produjo sin que mediara una pelea, al menos en ese momento. Según esa versión, el agresor se encontraba con unos amigos y rompió un vaso o botella que produjo un corte mortal al joven que se encontraba en otro grupo. 

La policía autonómica informó de que el Área de Investigación Criminal está estudiando las circunstancias del homicidio, tomando declaración a testigos y analizando las grabaciones tanto de la discoteca como del resto de locales de ocio. El suceso tuvo lugar poco antes de las 3.35 horas, cuando los Mossos recibieron una llamada que alertaba de que había un herido en el interior de un local de ocio. 

FALLECIÓ EN EL HOSPITAL

Cuando los agentes llegaron, hallaron a los sanitarios de una ambulancia del Sistema de Emergencias Médicas (SEM) tratando de reanimar a la víctima, que había perdido mucha sangre, con maniobras de de soporte vital. Pero no pudieron evitar que muriera poco después de ser trasladado al Hospital del Mar, a apenas unos metros de distancia. 

En Abroport destacaron ayer que aparte de la vigilancia privada de cada local, también cuentan con el equipo de seguridad del Port Olímpic, que sufragan los operadores para mantener la zona bajo control. Hace un año trascendió un navajazo, y en el 2004 un cliente murió a consecuencia de los golpes que le produjo un portero durante una pelea. Al otro lado del Hotel Arts, los locales de ocio de Marina Village también cuentan con seguridad extra, en este caso centrada esencialmente en los robos al descuido en el entorno de la playa. No obstante, algunos operadores se quejan de la escasez de policía en el eje litoral.