18 sep 2020

Ir a contenido

POLÉMICA MEDIDA EN UN ESPACIO EMBLEMÁTICO

El ayuntamiento prevé recaudar un millón de euros anuales con el cobro de entrada al parque Güell

El municipio ha vendido 1.900 entradas anticipadas para el primer día de cierre, este viernes, un 20% del total

El Ayuntamiento de Barcelona calcula que obtendrá un millón de euros anuales de beneficio de cobrar entrada a los turistas para acceder a la zona monumental del parque Güell, dinero que prevé destinar a mejoras y mantenimiento del parque. Lo ha explicado este miércoles a los medios Ignasi Armengol, director general de la empresa municipal Barcelona de Serveis Municipals (B:SM), la encargada de la regulación de acceso a la zona monumental -operación que ha supuesto una inversión de 3 millones- con el objetivo de reducir la presión turística en el parque, que ahora recibe hasta 30.000 visitantes diarios (con la regulación podrán entrar un máximo de 900 personas por horas: 400 turistas cada media hora y a 50 miembros del Gaudir+BCN; estos últimos, básicamente barceloneses y habitantes del área metropolitana).

Pagarán entrada los turistas, pero no los escolares ni vecinos de barrios colindantes -ambos ya han recibido 25.000 carnés- ni quienes se apunten al registro Gaudir+BCN desde la Oficina de Atención al Ciudadano (OAC) de la plaza Sant Miquel (ya lo han hecho unas 400 personas, que podrán retirar una entrada al día).

Según Armengol, a dos días de ponerse en marcha la regulación ya se han reservado 1.900 entradas para este viernes, el 20% del total de visitas permitidas.

Para cualquiera que deba pagar y para los miembros de Gaudir+BCN, el ayuntameinto recomienda reservar por internet hasta tres meses antes de la visita en 'parkguell.cat' -unos 400 touroperadores ya se han inscrito para comprar entradas de grupo-; también puede probarse suerte el mismo día si no se ha llegado al tope de visitas, en las taquillas y cajeros automáticos de los accesos al parque. Estas instalaciones son bien visibles, aunque las taquillas y cajeros se han instalado en la calle o fuera de la zona monumental, mientras que los controles de acceso se harán en cinco puntos con cintas, mobiliario y parasoles que se retirarán a diario una vez se acabe el horario de pago.

Este horario irá en función del sol --en invierno de 8.30 a 18.00 y en verano de 8.00 a 21.30--, y las entradas para los turistas costarán 7 euros la general comprada por Internet y 8 en taquilla; 4,90 a través de la red y 5,60 'in situ' para niños de 7 a 12 años, mayores de 65 y poseedores de la Tarjeta Rosa reducida, y será gratis para niños de 0 a 6 años y quienes tengan la Tarjeta Rosa.

REGULACIÓN DE ARTISTAS

Armengol ha afirmado que se eliminarán las estatuas humanas, pintores y músicos de la zona monumental, y se regulará su presencia fuera de ella tomando de base la regulación de La Rambla.

La regulación del acceso llega acompañada de una mejora de la regulación de los autocares turísticos: deben reservar para aparcar en la carretera del Carmel -y pagar 6 euros por 90 minutos- y, si se llena este estacionamiento, se han habilitado plazas para desencochar en este punto y para esperar al lado de la plaza de Sanllehy.