CONSERVACIÓN DEL PATRIMONIO ARQUITECTÓNICO

BCN se decide a restaurar las Torres Venecianas de Montjuïc

Las obras eliminarán los embozos que han cubierto y afeado los edificios durante años

La rehabilitación durará hasta enero y tendrá una afectación mínima en el tráfico

Un andamio empieza a rodear una de las Torres Venecianas, el viernes.

Un andamio empieza a rodear una de las Torres Venecianas, el viernes. / FERRAN NADEU

2
Se lee en minutos
EL PERIÓDICO / Barcelona

Las embozadas Torres Venecianas, el suntuoso pórtico doble de 47 metros de altura de la Exposición Internacional de Montjuïc de 1929, dejarán finalmente de serlo. El Ayuntamiento de Barcelona ha decidido iniciar este viernes la restauración de los dos monumentos de obra vista. Desde hace años, la parte superior de estos rojizos obeliscos, incluidos en el catálogo del patrimonio arquitectónico, se esconde forzosamente tras tupidas redes. Su finalidad, cronificada, ha sido evitar la caída de fragmentos de la deteriorada fachada. Ahora, la desaparición de los velos que afean un espacio tan significativo como la avenida de Maria Cristina, marco de masivos actos ciudadanos como el Piromusical o la Cursa de la Mercè, ya tiene fecha: enero.

La intervención, que el ayuntamiento había anunciado ya el pasado noviembre, costará 472.000 euros y no implicará cambios ni en la estructura ni en el uso de las edificaciones. Los trabajos, según ha detallado Hábitat Urbano, consistirán en restaurar y limpiar adornos externos e internos, desmontar instalaciones obsoletas, reparar agujeros, grietas y fisuras de los forjados, eliminar lesiones en los elementos de piedra artificial, madera y escaleras de bóveda cerámica así como restituir el volumen original del voladizo y las columnas.

Para acometer todo esto se ha empezado a instalar alrededor de una de las torres un gran andamio, que pronto será tan alto como la aguja que envolverá. Los dos edificios tienen una planta cuadrada de 7,2 metros y su estructura se divide en cuatro partes: base con acabado de piedra, cuerpo central en obra vista, pérgola superior rodeada de columnas de piedra artificial y cubierta a cuatro aguas de chapa de cobre.

El emplazamiento de las edificaciones a ambos lados de la avenida de Maria Cristina permite evitar la afectación de las obras en el paso de peatones y minimizarla en el de vehículos. El ayuntamiento destaca que solo se cerrará uno de los cuatro carriles por sentido que tiene la avenida, arteria por otro lado con un tráfico reducido. Además, junto a la torre este hay un carril de parada de taxis, con lo que la circulación de sur a norte no se verá alterada.

Noticias relacionadas

CATEDRAL DE SAN MARCOS / Las Torres Venecianas las empezó a construir en 1928 el arquitecto Ramon Raventós i Farrerons. Para erigir esta entrada a la Exposición Internacional de 1929, se inspiró en el campanario de la catedral de San Marcos de Venecia. Por ello el nombre original fue el de Campaniles.

Las dos construcciones forman parte del hemiciclo originado por las columnatas de los palacios del Vestit o del Treball y de Comunicacions i Transports, razón por la que se convirtieron en los dos elementos que centran el eje que va de la fuente de la plaza de Espanya hasta la cúpula del Palau Nacional. Originalmente su uso fue el de torres de servicio. La del oeste centralizaba los controles para dirigir el juego de luz y agua de las fuentes del recinto de la exposición. La del este servía para situar las sirenas de avisos.