DEFENSA DE UN EQUIPAMIENTO SANITARIO

Los vecinos de Sants-Badal se manifiestan contra el cierre del CAP del barrio

Una marcha hasta el distrito exige mantener el centro que atiende a 11.000 personas y precisa reformas

Se lee en minutos

HELENA LÓPEZ / Barcelona

Un numeroso grupo de vecinos del barrio de Sants-Badal han salido este martes a la calle ante el temor a que la Generalitat cierre el centro de asistencia primaria (CAP) de la calle de Carreras Candi. «En los últimos años lo han intentado tres veces y la presión vecinal lo ha parado siempre. Lo volveremos a hacer», ha declarado Pepo Mediavilla, portavoz de la asociación de vecinos, tras la marcha popular que ha acabado ante la sede del distrito, donde se estaba celebrando una audiencia pública.

Los vecinos temen que la Conselleria de Salut quiera suprimir el CAP en plena ola de recortes, como se les ha insinuado en varias ocasiones en los últimos meses sin cerrar un calendario. «Es un centro con 11.000 usuarios, muchos de ellos personas mayores, para quienes desplazarse supondría un gran esfuerzo», afirma Mediavilla.

Te puede interesar

La razón esgrimida ha sido siempre la misma, que el edificio no está en condiciones, algo de lo que los vecinos son plenamente conscientes. De hecho, hace 20 años que reivindican las mejoras, pero no entienden las prisas por cerrarlo ahora si lleva tanto tiempo funcionando donde está, un local pequeño, con poca luz y sin las suficientes salidas de emergencia.

«La alternativa que ofrecen es un espacio de la calle de Roger donde aún no se ha empezado a construir, y con la situación actual de la Generalitat las obras pueden tardar años", explica el líder vecinal. "Usuarios y médicos piden seguir aquí hasta que el otro edificio esté acabado», añade. Una fuente de la Conselleria de Salut ha señalado que actualmente "no hay previsión de cerrar el CAP".