RECORRIDO POR CIUTAT VELLA

Luciérnagas en la plaza de Sant Felip Neri

Una instalación lumínica apaga las farolas de espacios singulares del Gòtic para crear un ambiente mágico con velas

Instalación lumínica en la plaza de Sant Felip Neri.

Instalación lumínica en la plaza de Sant Felip Neri. / FERRAN NADEU

1
Se lee en minutos
CRISTINA SAVALL / Barcelona

Un centenar de personas han caminado la noche del jueves con velas en sus manos desde laplaza de la Catedral camino de lacalle del Bisbehasta llegar ala plaza de Sant Felip Neri para participar en la instalación lumínica creada por la arquitectaMichela Mezzavilla.

La plaza de Sant Felip Neri vista desde la penumbra de 300 leds, que parecían pequeñas luciérnagas iluminando los agujeros de metralla sobre el muro, escalofriantes huellas de las víctimas, la mayoría niños, que hace 75 años corrían para refugiarse a la iglesia cuando fueron sorprendidos ante la fachada de la iglesia por las bombas del ejército de Mussolini, aliado de Franco. En el suelo, las velas dibujaban la silueta de la palabra silence, silencio en inglés, ante la mirada de un público boquiabierto que contemplaba el espectáculo con las farolas apagadas.

Noticias relacionadas

«La plaza , con su conmovedora belleza, evoca en mi la magia, el infinito y la fragilidad humana. Las cicatrices de sus fachadas me estremecen, como si fueran agujeros negros, ojos sin luz», contó ayer noche Mezzavilla, que participó con esta instalación titulada Between silence & light en la jornada de iluminación eLe!

La arquitecta proyectó la plaza desde una sutil penumbra, más acorde a su misterio. «Quería devolver una pequeña luz a cada una de las lesiones sin fondo de sus paredes. Por ello tenía claro que no usaría niveles lumínicos elevados».