¡Olé! ¡a octavos! ¿y ahora qué hacemos con Lewandowski?

Andá pallá Bobo by Emilio Pérez de Rozas

Andá pallá Bobo by Emilio Pérez de Rozas

Emilio Pérez de Rozas

Emilio Pérez de Rozas

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Leo El Periódico y sigo sintiendo el dolor y el miedo que padecen muchos de los cientos de trabajadores que están reconstruyendo el Camp Nou, en condiciones lamentables.

Leo el Ara y veo que el presidente ha vuelto a enchufar en el club a otro familiar (o casi), que aumenta la nómina de amigos, familiares, conocidos, colegas y vecinos en las oficinas.

Veo la web oficial del FCBarcelona y aparece Joan Laporta acompañando a Rafa Márquez en su triunfo (casi) celestial en Palamós ante la UE Cornellà. Pero no se trata, dicen, de amenaza alguna "ya estaba previsto antes del empate de Vallecas". Vale, vale.

Oigo el ‘Tot Costa’ y me entero que ni a Laporta ni a Deco le gustan las alineaciones que últimamente hace Xavi Hernández, tanto, tanto como para poner en marcha sus chivatazos mediáticos y que se verbalice su enfado.

Leo el diario Sport y mi amigo Albert Masnou explica algo que yo ya conté hace muchos meses y es que los jugadores, los millonarios futbolistas del Barça, no quiere jugar el amistoso de Dallas (EEUU) porque creen tener derechos a descansar.

El caso es que tanto Laporta como Xavi (me temo) afirman que ingresar cuatro millones por ese bolo es vital, pero ellos dicen que no van. Y, de pronto, dicen que se lo pensarán. Bueno, se lo pensarán si cobran un bonus de 100.000 euros cada uno.

El viaje a Sidney

Y es entonces cuando recuerdo que, no hace mucho, se negaron a jugar el mismo amistoso en Sidney, Xavi los reunió y les dijo: «Si ponéis vosotros los 3.5 millones de euros que va a cobrar el club, nos quedamos en casa». No los pusieron ¡menudos son ellos! y viajaron a Australia.

Pongo ‘La Transmi’ y escucho que desde hace un montón de semanas, el Barça no gana por más de un gol y la simpática tribu de ‘Torque’ grita al unísono“¡pues hoy es la noche! ¡hoy es la noche!” Pero ni por esas.

Veo jugar a Koundé y me da pánico. Veo a Lewandowski moverse, tropezar, ralentizar el fútbol y casi la vida, ser una sombra del cuarentón Pepe y pienso que algún día, no sé cuando, Xavi debería atreverse (sin látigo, sin insultos, sin dar portazos, sin pegar un puñetazo sobre la mesa) a sentar al polaco. Veo marcar, haciendo paredes y mil fantasías, a los Joaos, juntos pero no revueltos, y pienso que Deco debería decir algo. Veo a Peña parar las que no para Ter Stegen y me alegro por eso otro niño.

Joao Cancelo of FC Barcelona celebrates a goal during the UEFA Champions League, Group H, football match played between FC Barcelona and FC Porto at Olympic de Montjuic stadium on November 28, 2023, in Barcelona, Spain. AFP7 28/11/2023 ONLY FOR USE IN SPAIN

Joao Cancelo of FC Barcelona celebrates a goal during the UEFA Champions League, Group H, football match played between FC Barcelona and FC Porto at Olympic de Montjuic stadium on November 28, 2023, in Barcelona, Spain. AFP7 28/11/2023 ONLY FOR USE IN SPAIN / EUROPA PRESS

Veo que el Barça se clasifica para los octavos de final de la Champions después de dos ridículos seguidos y pienso, de verdad, en serio, que no han hecho nada de nada, simplemente cumplir, pues no clasificarse hubiese significado, sin duda, el relevo del entrenador y la aparición, esta vez sí, de un amigo del presidente en el banquillo.

Veo los equipos que se están clasificando primeros de grupo y mejor que la empanada que sigue viviendo el equipo (especialmente en las primeras partes) se pueda disimular frente al Oporto que, insisto, no es nada del otro mundo y que ha hecho sufrir al Barça lo impensable en los dos partidos.

Veo el juego tan, tan, previsible del Barça, tan poco vistoso, que pienso que este viacrucis, cuyas siguientes estaciones son Atlético y Girona, en Montjuïc, aún no ha terminado y que lo de este noche ha sido, simplemente, una patada a seguir, con otro inicial 0-1 en contra y con un final de (casi) descenso a Segunda, pidiendo el bueno de Iñigo Martínez la hora a gritos.

Yo no dudo que Xavi tenga el apoyo de tooooooooodo el mundo, pero, desde luego, no será por el partido de este noche, no. O clasificación.