UN PROYECTO DE 1.450 MILLONES

Las claves de la financiación del Espai Barça

El Barça ha cerrado el acuerdo de financiación del Espai Barça por 1.450 millones en una operación liderada por Goldman Sachs y JP Morgan. Con casi dos décadas de retraso, el club pone en marcha, ahora sí, la construcción del nuevo estadio, lo que obligará al equipo azulgrana a jugar exiliado la próxima temporada en Montjüic.

Una maqueta aérea de cómo quedará el Espai Barça.

Una maqueta aérea de cómo quedará el Espai Barça. / FCBARCELONA

Marcos López

Marcos López

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

1 ¿Cuánto cuesta el nuevo Camp Nou?

No hay cifra oficial por parte del Barça, pero se sitúa en torno a 980 millones de euros. Ese es el coste que tendrá levantar el nuevo estadio, que se lleva prácticamente dos de las terceras partes del Espai Barça, que requerirá de una inversión de 1.450 millones. Inicialmente, en el plan financiero diseñado por Josep Maria Bartomeu (2016), el nuevo Camp Nou tenía un coste de 420 millones, disparado ahora a 980, y el Espai Barça al completo llegaba a los 600. Ahora, será de 1.500.

El proyecto, según ha recalcado la directiva de Joan Laporta, "nunca pondrá en riesgo la gestión deportiva". La construcción del nuevo Palau Blaugrana, que tendrá un carácter multifuncional, y con capacidad para 15.000 espectadores, debería iniciarse en 2024 y supondría un coste de 420 millones de euros.  

2 ¿Cómo se financiarán los 1.450 millones?

La directiva de Joan Laporta ha pactado la financiación a través de tres etapas, aunque, de momento, no ha querido precisarlo. El club sí ha revelado que ha cerrado el pacto "con un total de 20 inversores y por un valor de 1.450 millones de euros, "cumpliendo los criterios aprobados en el reférendum, sin garantía patrimonial del club ni hipoteca del estadio".

Los primeros 500 millones llegarán al Barça a través de un crédito bancario a cinco años de Goldman Sachs y JP Morgan, que tendrá un 6% de tipo de interés. Los segundos 500 serán suministrados por más de 15 inversores a medio placo (entre siete y 10 años) con el 5% de interés. Y los 450 restantes serán con inversores a largo plazo (entre 15 y 25 años) con un tipo de interés del 5,5%. Goldman Sachs y JP Morgan han liderado las negociaciones es esa ronda de 20 inversores. No se pagará en los cinco primeros años, los de construcción, y sí en los 30 siguientes.

3 ¿Quién lo ha diseñado?

Nikken Sekkei, un estudio de arquitectura japonés, es quien ganó el concurso internacional. No sin cierta polémica. La singularidad es, como recuerda el Barça, que "el estadio y su entorno estarán abiertos e integrados en el barrio y en la ciudad". Dispondrá, al mismo tiempo, de "amplias terrazas" que le otorgan, según el club, la posibilidad de mantener "el carácter mediterráneo" además de que el proyecto se ha mejorado "en términos de innovación, tecnología, sostenibilidad y accesibilidad", lo que ha disparado los costes.

Tendrá una capacidad de 105.000 espectadores, todos bajo cubierto. El aforo del viejo Camp Nou, cuya última reforma data de 2014, es de 99.354. Nikken Sekkei creó, entre otras importantes obras de recintos deportivos, los estadios de Niigata y Kashima para el Mundial-2002, además del Saitama Super Arena. Pero el Barça prescindió en septiembre pasado del estudio de arquitectura japonés, aunque luego, ya en el mes de febrero, anunció que seguía ligado al proyecto como ‘Design Guardian’ para garantizar "la continuidad del concepto inicial.

4 ¿Quién lo construirá?

Limak, una constructora turca con escasa experiencia en la construcción de recintos deportivos, ha sido la elegida para dirigir una de las obras más emblemáticas. Y más costosas. Hubo polémica en la elección de esta empresa, pero Laporta alegó que "el proceso de licitación había sido ejemplar, tanto en lo técnico como en la transparencia". El Barça ha escogido a Limak porque le garantiza dos cosas fundamentales: un coste menor al de sus competidoras y, sobre todo, el retorno al Camp Nou en noviembre de 2024.

O sea, dentro de 18 meses, algo imprescindible para la directiva azulgrana porque cada día que pase en el exilio de Montjüic supone una sangría económica para el club. Un año en la montaña olímpica implica, al menos, dejar de ingresar 93 millones de euros. "Limak ha sido elegida porque su planning de obra se ajusta a los términos que pedía el Barça y acepta las condiciones contractuales", reveló Laporta, quien no ha especificado el coste total del nuevo Camp Nou, pero sí aseguró que "Limak es una de las mejores compañías constructoras del mundo en obra civi"”. A nivel deportivo, solo ha construido el Mersin Arena en Mersin (Turquía), con capacidad para 25.000 espectadores, que fue el estadio que acogió la inauguración y la clausura de los Juegos Mediterráneos-2013.

5 ¿Cómo se pagará y cuándo estará acabado?

"El nuevo Espai Barça se financiará por sí mismo gracias a los ingresos adicionales que aportará el proyecto una vez esté terminado, estimados en 200 millones de euros anuales", escribió Laporta en una misiva dirigida a los compromisarios que aprobaron después la financiación del Espai Barça el pasado mes de diciembre.

Además, la directiva azulgrana indicó que una de las "líneas rojas" del proyecto es que "las obras no costarán dinero a los socios". Ni tampoco "pondrá en peligro el patrimonio del club". Esos 200 millones anuales, según ha estimado el plan financieron, se desglosan en un 24% procedente de patrocinio y ‘maning rights’, como el de Spotify, otro 24% que llegará por los nuevos palcos Vips que se construirán, el 22% vendrá del ticketing y restauración, unido al 15% de aumento de visitantes al Museo y a un día de partido (se pasa de 99.354 a 105.000 espectadores) y el 15% restante procederá de ‘meetins & events’.

Hasta ahora, el Barça ha invertido y comprometido 145 millones de euros para desarrollar el 5% del proyecto. De momento, lo único que se ha construido del Espai Barça es el Estadi Johan Cruyff. En el plan de Bartomeu estaba previsto que costara cuatro millones de euros. Pero han terminado siendo 19 millones.

La intención del club es que las grúas entren en junio para derrocar el viejo Camp Nou y volver, aunque sea con un 60% de aforo, en noviembre de 2024, coincidiendo con el 125 aniversario de la fundación del Barça. Y si no hay problemas, antes de junio de 2026 debería estar acabado completamente el nuevo estadio.