10 PARTIDOS EN 36 DÍAS, COMO MÍNIMO

El extenuante invierno del Barça se complica con el cruce copero con la Real Sociedad

Dembélé, en el entrenamiento de recuperación que hizo el Barça tras eliminar al Ceuta en la Copa.

Dembélé, en el entrenamiento de recuperación que hizo el Barça tras eliminar al Ceuta en la Copa. / FCBARCELONA

Marcos López

Marcos López

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Una semana sin salir de casa (Getafe este domingo en la Liga y Real Sociedad luego en la Copa) estará ahora el Barça. Es el inicio de un enloquecido invierno donde se medirá la respuesta del equipo de Xavi a un triple exigencia.

Triple desafío que arranca primero por mantener el liderato. Luego, seguir adelante en busca de una Copa que de más brillo aún a la Supercopa y determinar si está en condiciones de derrocar a ese Manchester United que firma una racha espectacular en la Premier.

Con un título ya durmiendo en el Museo desde esta semana, Xavi exige "darle continuidad" para acreditar que su proyecto ha tomado definitivamente la buena senda. Ceuta, y ese contundente 0-5, permitieron al técnico demostrar que la unidad B también funciona acallando las dudas mostradas en el debut copero ante el Intercity, que dejó a su equipo al borde de la caída.

Y no solo sirve para dar descanso a las ‘vacas sagradas’ de un equipo que ha reencontrado el buen juego, solvente atrás (solo un gol encajado en 180 minutos) y preciso arriba (ocho goles, tres al Madrid en la final de Riad y cinco al Ceuta) tras un titubente comienzo a la vuelta del Mundial, donde se alternaban fases de preocupante irregularidad en su fútbol. 

Derbi madrileño

También permite demostrar la profundidad del "plantillón", como lo calificó en su día el propio Xavi, un aspecto necesario para sobrevivir en el invierno si se quiere llegar con opciones reales de título a la primavera. Hasta tres competiciones se juega el Barça en los próximos 36 días.

La Liga, "el objetivo prioritario" marcado por Laporta y asumido por el técnico, la Copa y, al mismo tiempo, la Europa League, un torneo menor, alejado como anda el Barça de la aristocracia continental, malviviendo en la segunda división.

Y, justamente, la Copa emerge ahora como un obstáculo mucho más serio porque topa con la Real Sociedad de Imanol Alguacil, instalado con enorme solvencia en el tercer puesto de la Liga, recompensa a su excelente fútbol. El único precedente de esta temporada sucedió en la segunda jornada de esta Liga (21 de agosto) cuando el Barça ganó con comodidad (1-4) gracias a la apuesta de Xavi por los tres centrales, rubricando su victoria los goles de Lewandowsi (2), Dembélé y Ansu Fati.

Araujo y Ansu Fati, en el entrenamiento del Barça en la ciudad deportiva tras eliminar al Ceuta en la Copa.

Araujo y Ansu Fati, en el entrenamiento del Barça en la ciudad deportiva tras eliminar al Ceuta en la Copa. / FCBARCELONA

Madrid-Atlético, el derbi madrileño, es el otro emparejamiento estrella de estos cuartos de final, que han reunido a siete campeones de Copa, capaces de coleccionar hasta 97 títulos. Ese duelo es vital para el conjunto del Cholo sin opciones de título cercano y también necesario para que el grupo de Ancelotti evite las reticiencia que le supuso perder la Supercopa ante el Barça.

El ‘factor Camp Nou’

Al menos, Xavi se sale con la suya porque quería jugar algún partido copero en el Camp Nou después de las experiencias del Intercity (3-4 en la prórroga) y Ceuta (0-5). Además, el técnico se evita también el desgaste de un clásico copero que podría tener incidencia directa en la Liga.

Juega en casa por segundo partido consecutivo (mañana el equipo pisará por vez primera el estadio tras lograr la Supercopa) y en esta semana, que terminará con el cómodo viaje a Girona para medirse al sorprendente equipo de Michel tendrá todo a la mano. A partir de febrero, todo se endurece para el Barça, que no tendrá en la Liga ni a Lewandowski ni a Ferran Torres (ambos sancionados), pero sí contará, como dijo Xavi, con la titularidad de Ansu Fati.

En un invierno así de exigente se medirá la fortaleza de una plantilla que ha perdido en este mercado de invierno a un delantero. A Memphis, el sexto de la lista de Xavi. Por si acaso, el técnico ya asume que igual no viene nadie antes del 31 de enero. La prioridad del club es inscribir a Gavi y Araujo con ficha del primer equipo