EL ADIÓS DE UN MITO DEL FÚTBOL

Pelé en el Camp Nou: esas largas giras del Santos

Adiós a Pelé: Reacciones al fallecimiento de la leyenda del fútbol, en directo

OBITUARIO | Muere 'O Rei' Pelé, llora el balón

MULTIMEDIA | Los cinco magníficos del fútbol. ¿Cuál es el mejor?

'O Rei', símbolo de la perfección en Brasil

El crack brasileño disputó tres partidos amistosos en Barcelona entre 1959 y 1963

Pelé se despide de Rodri tras el partido disputado en 1963 en el Camp Nou.

Pelé se despide de Rodri tras el partido disputado en 1963 en el Camp Nou. / Horacio Seguí / FCB

Albert Guasch

Albert Guasch

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Cuando Brasil alzó la Copa del Mundo de 1958, la primera de la 'seleçao', empezó la fascinación por un chico de 17 años que fue levantado en hombros y lloraba. Las radios más que las teles contaban que se trataba de un prodigio. Y el Santos, el club de su vida, encontró rápidamente la forma de rentabilizar a su nueva estrella. Giras, largas giras de amistosos. Primero por Sudamérica y después, por Europa. Por esta vía Pelé llegó a disputar tres partidos en el Camp Nou entre 1959 y 1963.

Concluido el campeonato brasileño, entre mayo y junio de 1959, los dirigentes del Santos programaron 22 partidos en 9 países en menos de dos meses. Así es como Pelé, con 18 años, pisó por primera vez el Camp Nou, que por entonces era realmente nuevo. No había pasado ni un año desde que se proclamara campeón del Mundial, así que las expectativas se asemejaban a las que habría causado la visita de un extraterrestre.

El Barça era por entonces el campeón de Liga y de Copa, pero el equipo brasileño lo aplastó. Acabó el partido 1-5, con dos goles de Pelé, pero cuentan los arqueólogos azulgranas que el Barça jugó sin siete titulares que estaban con la selección española en Polonia. Ni siquiera Kubala entró en acción. Ese encuentro se integró en el último trecho de la gira. Antes había pasado por Madrid y relatan las crónicas antiguas que Santiago Bernabéu se acercó al hotel del Santos rumiando si realizar una oferta. Lo vio, lo saludó, le pareció demasiado niño y se marchó.

Cartel anunciando el Santos-Barça.

Cartel anunciando el Santos-Barça. / ARCHIVO

Parece que años después el interés fue mayor, pero Pelé nunca estuvo por la labor de hacer las maletas y partir. "Nunca me planteé seriamente salir de Brasil", contó a un libro de Brian Winter, 'Pelé, porque el fútbol importa'. "Me encantaba el arroz con frijoles que preparaba mi madre. Me sentía cómodo y feliz en Brasil. Mis padres vivían al lado de mi casa, la temperatura era siempre de 25 grados y tenía la playa al lado. ¿Qué más podía pedir?".

La gallina de los huevos de oro

Pelé era el santo grial del Santos. Esa primera gira debió ser la mar de lucrativa porque al año siguiente cerró contratos para 18 partidos en 7 países en un mes y medio, a veces solo dos o tres días de diferencia entre uno y otro. No es de extrañar que los jugadores acabaran exhaustos. En esta segunda gira el cuadro brasileño volvió a hacer escala en el Camp Nou. Para el Trofeo Ciudad de Barcelona.

Su disputa se vio entrometida por la Confederación Brasileña de Fútbol, que quiso suspender su participación por una colisión con un encuentro de la selección de Brasil. En lugar de dos, pudo al final jugar un amistoso, y fue ante un Barça armado con los pata negra de la plantilla (Kubala, Luis Suárez...) que se impuso por 4-3 a los brasileños. Pelé anotó un gol y estrelló un tiro al poste, según las crónicas, que dejaron constancia de una tormenta estruendosa en la segunda parte.

Pelé y Cruyff en 1974 en el trofeo Carranza de Cádiz.

Pelé y Cruyff en 1974 en el trofeo Carranza de Cádiz. / ARCHIVO

Con Pelé, el Santos cobraba más de cada uno de sus bolos. Sin Pelé, el cachet bajaba a la mitad. Con Pelé se embarcó tres años después, en junio de 1963, en otra gira que volvió a detenerse en el estadio barcelonista. Esta vez el crack brasileño pasó desapercibido y el Barça se impuso por 2-0. "Pelé solo ha exhibido un 10% de su potencial futbolístico", lamentaría Luis Alonso Pérez, el técnico del Santos. En el día previo, el conjunto brasileño se entrenó sobre el césped del Camp Nou con un partidillo entre jugadores negros contra jugadores blancos. Pelé jugó de portero. De los primeros, claro.

Pelé llegó a disputar en España 16 partidos entre 1959 y 1974. El último fue en el torneo Ramón de Carranza de Cádiz. El brasileño estaba a punto de iniciar su periplo por EEUU, con el Cosmos, en el crepúsculo de su carrera. Fue allí, en la ciudad gaditana, donde Pelé y Cruyff se enfrentaron por primera vez. Ganó el Barça por 4-1. Pelé marcó el tanto santista de penalti. Cruyff jugó con el '6' en la espalda, raro en él. Para el brasileño fue la despedida de Europa; para el Santos, la pérdida de una máquina de imprimir billetes.