CUARTA PALANCA A PUNTO

El City solo contemplaría un trueque de Bernardo Silva por Pedri

El club inglés no piensa desprenderse del centrocampista portugués a cinco días de empezar la Premier sino es con un recambio de semejante categoría

Pedri, en Dallas.

Pedri, en Dallas. / Sara Gordon / FC Barcelona

2
Se lee en minutos
J. D.

A cinco días de empezar la Premier League (el domingo ante el West Ham), el Manchester City se niega a negociar el traspaso de uno de sus hombres clave, como es Bernardo Silva, pretendido por el Barça.

Pep Guardiola solo contempla desprenderse del futbolista portugués si sus dirigentes le facilitan un recambio inmediato de semejante categoría. Y de semejante categoría, según la visión del entrenador del City, solo existe Pedri González en el plantilla azulgrana, a juicio del cuerpo técnico inglés.

El City sabe de la presión y del interés del Barça por Bernardo Silva. Y que el futbolista desearía recalar en el Camp Nou. Tal vez Xavi Hernández ya haya hablado con el interior portugués, dado que al técnico azulgrana le gusta intervenir en los fichajes y explicar su propuesta. Pero Guardiola tiene en una altísima consideración también a Silva, uno de los titulares indiscutibles del equipo, y en la plantilla citizen desde 2017, por lo que conoce todos los resortes del juego.

1.000 millones

La negociación Barça-City, por tanto, no se producirá en términos económicos, sino en la valoración que cada entrenador haga de sus futbolistas. El valor de Pedri es de 1.000 millones, cifra que consta en su cláusula de rescisión. En Inglaterra no existe esa tasación; únicamente lo que quiera pedir el club. El City no quiere dinero, sino un futbolista de recambio, más o menos adiestrado en el juego y de calidad contrastada. Pedri, de 19 años, internacional con España, es quien más encaja de la oferta que pueda presentar el Barça. El trueque es una negativa encubierta que pretende disuadir el ánimo de Joan Laporta y Mateu Alemany.


/ EP

El club inglés no necesita dinero. Esta temporada ha ganado más en traspasos de lo invertido en fichajes. El balance le favorece en 51 millones de superávit, ya que ha gastado 108 millones en dos jugadores (Erling Haaland y Kalvin Philiips) y ha obtenido casi 160 millones con las ventas de Sterling, Zinchenko, Gabriel Jesus, Pedro Porro, Itakura y Muric.

La cuarta palanca, aprobada

Noticias relacionadas

El Barça, por el contrario, ha desembolsado 153 millones (el que más en Europa) y apenas ha ingresado 23 (20 de Philippe Coutinho y 3 de Francisco Trincao). Necesitaría, a la espera de la activación de nuevas palancas que le den liquidez y margen para ampliar el límite salarial, cerrar la venta de Frenkie de Jong para afrontar el fichaje de Bernardo Silva. O asumir el intercambio con Pedri. Más verdes están las hipotéticas vendas de los otros holandeses: Sergiño Dest y Memphis Depay.

La directiva del Barça ha aprobado la activación de una cuarta palanca si fuera necesario. Incluye el 24,5% adicional de Barça Studios por otros cien millones de euros: el mismo importe por el mismo porcentaje que anunció Laporta el pasado lunes.