LA MASIA TEMÍA ALGO ASÍ

Laporta sabía a lo que se arriesgaba al contratar a Benaiges

  • Técnicos del fútbol formativo del Barça advirtieron a los responsables de la contratación de Benaiges que había muchos rumores sobre el comportamiento del nuevo refuerzo

Albert Benaiges

Albert Benaiges / ULISES RUIZ BASURTO/EFE

4
Se lee en minutos
Emilio Pérez de Rozas
Emilio Pérez de Rozas

Periodista

ver +

Es evidente que por más que muchos de los lectores de las andanzas de Albert Benaiges denunciadas, con pelos y señales, por el diario ‘Ara’, alrededor del fútbol formativo, se hayan sorprendido de semejantes tropelías, lo cierto es que en el tuétano de la Ciudad Deportiva ‘Joan Gamper’, del Barça, se intuía, se sospechaba, casi se sabía que algo así acabaría sucediendo y apareciendo algún día.

Es más, según han confirmado a EL PERIÓDICO diversas fuentes y empleados barcelonistas de La Masia, en cuanto empezó a sonar el nombre de Benaiges como posible refuerzo para la estructura dirigida por Alexanco, ya hubo quien advirtió a los responsables de esa contratación, encabezados por Joan Soler, presidente del FC Vilafranca y directivo responsable del fútbol formativo, que no era una buena idea volver a meter a Benaiges en la ‘guarderia’ azulgrana.

Aviso a navegantes

“Es evidente”, señala una de las personas que advirtió a los defensores del regreso de Benaiges al Barça después de su periplo, alguno de ellos muy sospechoso, por Chivas, República Dominicana y Vissel Kobe, de Japón, “que ninguno de nosotros teníamos pruebas, pero todos habíamos oído de su comportamiento y los había que conocían más que rumores. Lo único que les dijimos a los responsables de su contratación fue “¿ya sabéis lo que estáis haciendo?, mirar que Benaiges tiene fama de…” y hasta ahí pudimos llegar, por supuesto”.

El Periódico se ha puesto hoy en contacto, a las 18.22 horas, con Joan Soler, uno de los responsables del regreso y fichaje de Benaiges a La Masia y, tras pedir "dos minutos para aparcar", no quiso responder, en horas, a la llamada de este diario, tal vez tras consultar con sus superiores.

Lo cierto es que Benaiges ya empezó a aparecer por La Masia inmediatamente después de que Joan Laporta arrasara en las urnas, pese a que el técnico, de 66 años, también era un firme candidato a regresar al Barça de la mano de Joan Vilà, la persona que lideraba el fútbol base en caso de victoria de Víctor Font. En ese sentido, un miembro de la candidatura de Font ha reconocido a EL PERIÓDICO que “en ningún momento nadie habló de estos temas en la candidatura, ni se sabía nada de nada y, lo que sí es cierto, es que para Joan Vilà, Benaiges era una persona muy importante en el proyecto”.

Ya antes de fichar

Pues eso, Benaiges, antes de que Jordi Roura y Aureli Altimira fuesen despedidos del Barça, ya se paseaba por la Ciudad Deportiva viendo entrenamientos de niños y jóvenes de todas las edades, hacia informes y dialogaba, a veces, con los responsables del fútbol formativo, sabedores todos ellos que acabaría entrando en la estructura de Alexanco, pues, como se comprobó pocas semanas después, el club hizo caso omiso a esas advertencias y acabó contratándolo hasta que, el pasado 2 de diciembre, el Barça se enteró que el diario ‘Ara’ estaba elaborando su delicado informe.

Sabine Paquer, primera Compliance del Barça, obligó a que los niños de La Masia no estuviesen jamás con un solo adulto, siempre tienen que haber dos

“Todos los que advertimos a los actuales responsables del club no solo lo hicimos conocedores de muchos rumores, sino porque considerábamos”, señala otra fuente de La Masia, “que, una cosa es colocar a Benaiges en la estructura, pongamos, de Mateu Alemany, y otra, muy distinta, ponerlo en el mismo centro del corazón del Barça, que son nuestros niños, nuestros jóvenes”.

Todo parece indicar que, de aparecer más acusaciones sobre la persona y comportamiento de Benaiges, éstas harían referencia a su estancia en otros países y nunca a sus últimos meses de trabajo en La Masia, la cuna que mece a los futuros valores barcelonistas. ¿Por qué?, pues por una sencilla razón: Sabine Paquer, la primera Compliance Officer contratada por Josep María Bartomeu, impuso para proteger a los niños y jóvenes de La Masia y como una de las bazas más importantes de la política de protección del menor, que, en ningún caso, ¡jamás!, los niños, los equipos, en entrenamientos, vestuarios, partidos y/o desplazamientos estuviesen acompañados de un solo adulto, siempre tenían que haber dos adultos con ellos.

Siempre acompañado

Noticias relacionadas

En ese sentido, para muchos de los empleados de La Masia era algo muy llamativo que Xavier Llorens no se separase ni un metro ni un minuto de Benaiges a lo largo de su estancia en la Ciudad Deportiva del Barça, convertido en su sombra aunque, posiblemente, la explicación oficial hubiese podido ser que siempre deben haber dos adultos junto a los chicos, tal y como indica el ‘libro de estilo’ de la entidad.

Es por ello que, de momento, no hay sospecha alguna sobre Benaiges en esta última etapa azulgrana, fruto de su aproximación a Laporta en los últimos días de campaña en los que apareció en diversos actos del viejo-nuevo presidente, tal vez al comprobar que incluso Xavi Hernández se alejaba de la propuesta de Víctor Font y él, como hizo ya en su momento con Sandro Rosell, trataba de buscarse una nueva puerta de entrada a La Masia. De ahí que, de momento, los hechos denunciados se remonten a los años 80 y 90 cuando Benaiges era profesor en la Escola Barcelona, de Les Corts.