EL PROYECTO DEPORTIVO DE VÍCTOR FONT

El disco duro de Xavi

  • El candidato ha diseñado un amplio grupo de trabajo bajo la supervisión del excapitán azulgrana

  • El técnico del Al Saad lleva un año tutelando toda la estructura desde Doha

  • Juli López asumiría el rol de enlace entre la directiva y el área deportiva

  • Tito Blanco, que ejercería de secretario técnico, tiene un voluminoso dossier de jugadores

  • Joan Vilà asumiría el control de la metodología del club para volver a los orígenes del estilo de juego

Juli López, Víctor Font y Toni Bassas, en la presentación del proyecto deportivo del candidato

Juli López, Víctor Font y Toni Bassas, en la presentación del proyecto deportivo del candidato

7
Se lee en minutos
Marcos López
Marcos López

Periodista

ver +

Arriba del todo está Xavi. En la cima de la pirámide del proyecto deportivo que ha venido elaborando Víctor Font en los últimos años. Un trabajo que se ha intensificado desde hace más de 12 meses cuando el panorama de las elecciones se veía más que factible. Con la dimisión de Bartomeu, en octubre pasado, ese grupo, que tutela Xavi desde Doha, ha acelerado para tenerlo todo a punto el 7 de marzo. Si Font gana las elecciones.

Juli López, en un acto de la candidatura de Víctor Font.

/ @sialfutur

1.- Juli López: "El estandartes es Xavi, pero detrás debe existir un engranaje que funcione”

Juli López sería el director deportivo general. Es de Granollers, como Víctor Font. De ahí su conexión inicial. Hermano de Gerard y del tristemente desaparecido Sergi, la Montserrat Caballé del Mini Estadi, uno de los mayores talentos que dio La Masia. Juli era central y transitó primero por el Barça, luego por Valladolid, Mallorca y Alavés antes de terminar su carrera en el Terrassa.

Después, sumergido en un exitoso proyecto empresarial, se desentendió del fútbol. Es como si se lo hubiera engullido, hasta que Font le citó a una comida para contarle que había creado un ambicioso plan. Quería ser presidente del Barça y lo necesitaba a su lado.

"Mi perfil sería un enlace más entre el consejo directivo y la estructura deportiva", apunta Juli, asumiendo que le tocaría ejercer un cargo que no ha existido en la historia reciente del club. Sería el director deportivo general.

"Cambiaría el modelo de gobernanza dentro del club y también la toma de decisiones con estructuras más simples y más horizontales", apunta Juli

"El estandarte es Xavi, pero detrás tiene que existir un engranaje que funcione", recalca el ejecutivo, empeñado en trazar nuevas líneas de trabajo en un Barça anticuado, que ha vivido del personalismo de sus presidentes, especialmente en la última época. No sería Juli un perfil similar al de Txiki Begiristain, tampoco como el de Zubi, Robert, Pep Segura, Abidal, Planes...

"Tiene que existir ese engranaje en equipo. ¿Mi papel? Que haya siempre una gestión eficiente de todas estas estructuras, siempre de la mano del CEO económico. Pero no dependiendo de él", recalca Juli, recordando que "cambia el modelo de gobernanza dentro del club y cambia también la toma de decisiones con estructuras más simples y más horizontales" para agilizar la gestión.

Es un organigrama que ya poseen otros clubs europeos y que busca, sobre todo, según recalca el ejecutivo, que los directivos "no intervengan en las decisiones del día a día". Hace ya siete años que Font fue a buscar a Juli. "Lo que a ti te gusta es crear equipos", le dijo el entonces precandidato. "Y eso es lo que quiero que hagas en el Barça, visualizar las personas que tengan la idea del club y el modelo del Barça, con el talento necesario".

Tito Blanco y Toni Bassas, en la presentación del proyecto deportivo de Víctor Font.

/ @sialfutur

2.- Tito Blanco: "Hace meses que Víctor y Juli tienen en su carpeta jugadores para fichar"

Estuvo en el Barça B coincidiendo, precisamente, con la llegada de Cruyff al Camp Nou en aquel tormentoso verano de 1988. Luego, Tito Blanco desarrolló una larga carrera por las carreteras secundarias del fútbol (Toledo, Albacete, Terrasa, Numancia, Extremadura, Jaen, Murcia, Levante, Alicante y La Nucia) antes de sentarse en un despacho. Su última experiencia fue la dirección deportiva del Levante. No coincidió con Xavi en el campo, aunque Tito ya lo conoció cuando visitaba el vestuario del Camp Nou. Entonces, ejercía de vicepresidente de la AFE (Asociación de Futbolistas Españoles) en la época en que la presidía Luis Rubiales.

"Tenemos una base de datos de jugadores muy amplia, con toda la información necesaria para que la toma de decisiones sea ágil", revela Tito

Ahora, Tito lleva más de un año conectado, casi a diario, con Juli. Y Juli en permanente conexión con Xavi. "Mi trabajo sería poner a disposición de Jordi Cruyff, como director deportivo, la lista de jugadores que hemos rastreado. Y luego, claro, pasárselo a Xavi para que decida", explica el que sería secretario técnico del Barça si Font se impone en las elecciones del 7 de marzo. "Tenemos una base de datos muy amplia, con toda la información necesaria para que la toma de decisiones sea ágil".

Tito tiene también su propio grupo de trabajo, que filtra todo antes de que el informe definitivo llegue a la mesa de Xavi. Por detrás, recuerda el ejecutivo deportivo de Font, existe una exhaustiva tarea de investigación. Tanto tiempo pisando centenares de campos como a través también del visionado audiovisual, recopilando una voluminosa memoria, que contiene "10.709 informes correspondientes a la temporada 19-20".

"Tenemos elaborados 10.709 informes correspondientes a la temporada 19-20", afirma Tito

Cada analista elabora un expediente detallado al máximo, permitiendo incluso al máximo responsable, en este caso Juli López, "saber en todo momento dónde está el scouting y qué partido o jugador sigue. Es como un GPS para conocer todos nuestros movimientos diarios, incluído si vemos a un niño de fútbol siete en cualquier campo".

El análisis, sostiene Tito, es fundamental para luego "cribar bien" en la decisión final. "Vimos, por ejemplo, 1.874 partidos, 406 en directo y 1.468 por televisión. De todas las competiciones españolas, de Primera a fútbol-base y, por supuesto, todos los otros grandes campeonatos del mundo". Son más de 12 meses buscando "talento para el Barça en un escenario de delicada situación económica.

"Hicimos rastreo de jugadores que acababan contrato en el 2021 y desde hace meses Víctor y Juli tienen informes en sus carpetas de los que se podrían fichar. Con Xavi se habla solo de lo deportivo".

Víctor Font observa a Joan Vilà en la exposición del proyecto deportivo de su candidatura.

/ @sialfutur

3.- Joan Vilà: "Tenemos que volver a los orígenes y hay que picar piedra, mucha piedra"

"El talento está muy bien, pero si solo nos fiamos del talento seremos un equipo más". La voz serena de Joan Vilà, el hombre que entrenó a Xavi en La Masia, recién llegado de Terrassa, suena firme, con la autoridad moral y futbolística que le otorga ser, junto a Paco Seirulo, uno de los padres de la metodología de juego azulgrana.

"Si algo nos identificó y nos hizo diferentes, mas allá del necesario talento individual, que siempre lo ha tenido el Barça, es nuestra manera de jugar. Nuestra idea", recalca Vilà

"Si algo nos identificó y nos hizo diferentes, más allá del necesario talento individual, que siempre lo ha tenido el Barça, es nuestra manera de jugar. Nuestra idea. Es lo que nos da el confort porque hace fuerte al equipo y así es mucho más fácil que el talento surja a través de esa idea", proclama Vilà, a quien Font le ha otorgado, si gana, claro, la responsabilidad del área de metodología del club.

"Ni Xavi, ni Messi, ni Iniesta, ni ninguno hubieran rendido en otro entorno tanto como han rendido en el Barça", afirma con contundencia. "La idea les ha potenciado. A ellos y a su talento", precisa dolido porque en el último lustro el club ha ido abandonando sus principios fundamentales.

"Con esta idea, los jugadores jóvenes pueden crecer y hacer todavía mucho más fuerte al equipo. Claro que debemos tener a los mejores de fuera, pero el grueso debe ser de casa, de aquí para dar consistencia y, sobre todo, la identidad. Los de fuera nos dan su talento".

"Claro que debemos tener a los mejores de fuera, pero el grueso debe ser de casa, de aquí para dar consistencia e identidad", precisa Vilà

Noticias relacionadas

Abandonado el camino inicial, el que marcó Cruyff a finales de los 80, insinuado en su día por Laureano Ruiz, y extraviado ahora el club, Vilà propone una fórmula sencilla. "Tenemos que volver a los orígenes", recuerda asumiendo, al mismo tiempo, la necesidad de empezar desde muy abajo. "Hay que traer a los jugadores con talento y trabajar mucho luego con ellos. Hablamos de Pedri, por ejemplo. Tiene una naturalidad innata, pero se debe trabajar y evolucionar. No se hace ni en juveniles ni en Barça B, en esto soy muy crítico".

No será un camino fácil. "Hay que picar piedra, mucha piedra. Ya estuvimos 25 años picando piedra. Si no tienes una idea vas dando tumbos. Esto es lo peor para un club", alerta Vilà, recordando además que "los frutos no salen de un día para otro".