30 sep 2020

Ir a contenido

fase final de champions

Arturo Vidal, antes de medirse al Bayern: "Somos el mejor equipo del mundo"

El chileno trata de inflar el orgullo azulgrana ante el ambiente pesimista de cara al partido de este viernes contra el Bayern y asegura tener confianza de conquistar la Champions

Albert Guasch / Lisboa

Setién, descendiendo del autobús del Barça a su llegada a Lisboa.

Setién, descendiendo del autobús del Barça a su llegada a Lisboa.

Aparece el Barça en la fase final de la Champions de Lisboa despojado del habitual traje de favorito. Viste mejor el Bayern de Múnich. Tiene más pinta de avanzar que el equipo azulgrana, al que se le ha dibujado con la caricatura de la soga en el cuello ante el partido de este viernes en el estadio da Luz del Benfica (21 horas, Movistar +). Solo Leo Messi puede emborronar ese dibujo que da a los bávaros como semifinalistas y a los barcelonistas de regreso temprano a casa. 

El partido se presenta cargado de protocolos sanitarios pero también de alicientes para olvidar por un rato la pandemia que acosa sin descanso a la humanidad. El Barça y el Bayern son los dos únicos clubs de los ocho participantes que saben lo que es sentirse el mejor de Europa. Y ambos quieren volver a sentirse campeones. No lo dijo así de explícitamente el técnico Quique Setién en su trastabillada rueda de prensa por los problemas técnicos, sino Arturo Vidal, el futbolista que habló en nombre del vestuario azulgrana. Lo hizo sin miedo a las hipérboles. 

"Es el partido más importante del año. Tengo confianza de que este torneo será nuestro. Sabemos lo dificil que va a ser. Nosotros somos el Barcelona, somos el mejor equipo del mundo, y si hacemos lo que tenemos que hacer, pasaremos. Trataremos de dejarlo todo en el campo", ha declarado el chileno. 

"El Bayern es un equipo extraordinario, no lo vamos a minimizar, pero nosotros también lo somos"

Quique Setién

Entrenador del Barça

Lo de que el Barça es el mejor equipo del mundo lo repitió en diversas ocasiones. Como si quisiera revolverse ante la narrativa que da al equipo azulgrana como eliminado. Setién podrá contar con él, al igual que con Sergio Busquets, ausentes en el partido ante el Nápoles. Libres de tarjetas, ambos suman muchas papeletas para formar parte de la alineación titular y salir a morder el hígado de los Thiago, Gnabry, Müller, Perisic y Lewandowski. Menos claro es que vean enfrente a Coutinho, quien no parece tampoco del gusto del técnico Hans Dieter Flick.

La fortaleza del equipo

Setién, que solo ha dirigido dos partidos en Champions, reivindicó el orgullo del Barça de forma más templada. "Sabemos del potencial del rival, no lo vamos a minimizar en ningun sentido, sus números y su capacidad están ahí, es un equipo extraordinario, pero tambien lo somos nosotros. Va a ser un partido igualado. Habrá alternativas. Y evidentemente nosotros seguro que también tenemos muchas cosas que decir en este partido".

El técnico cántabro no quiso alimentar demasiado la guerra de las palabras con los dirigentes y los exjugadores del Bayern, que han relativizado el potencial del Barça en los últimos días. Solo puso el pie al hablarse de la comparativa de Messi con el delantero Lewandowski. "Lewandowski es un gran jugador pero creo que no está a la altura de Leo. Eso está claro, ¿no?". Setién, a la vez, quiso sacarle peso al rosarino. "Messi puede ayudar a ganar el partido, pero yo siempre he creído en la fortaleza del equipo". 

Buena bolsa en juego

En juego están también 12 millones de euros, muy apetecibles en estos tiempos de sequía de ingresos. 12 millones por ser semifinalistas y serían 15 más de pasar a la final, pero eso es correr demasiado con el Bayern en el camino. De hecho, el Barça, en concreto Setién, tiene que encontrar el camino para batir a los bávaros. ¿Un 4-4-2 sin Griezmann? ¿Un 4-3-3 más ofensivo? En la rueda de prensa se habló ante todo de tener el balón. También de la resistencia física de los barcelonistas frente a los portentos del Bayern. 

"Nos hemos planteado muchas cosas pero hasta mañana no lo vamos a poder ver. Podemos pensar que el dibujo es importante pero quizá no lo puede ser tanto. Nos preocupan muchas cosas del Bayern. Es un equipo que tiene mucho peligro, incorpora mucha gente en el ataque, presiona bien... A los dos nos tocará defender y atacar. No habrá un dominador claro. El que acierte en las ocasiones que tenga superará la eliminatoria. Pero será muy igualada".