30 mar 2020

Ir a contenido

SIN LENGLET, SIN UMTITI

Todibo, el central que le queda a Valverde

El defensa francés, de 19 años, tan solo ha jugado cuatro minutos esta temporada

Valverde no confirma si el exjugador del Toulouse acompañará a Piqué ante el Sevilla

Marcos López

Todibo junto a Luis Suárez en el último entenamiento previo a la visita del Sevilla.

Todibo junto a Luis Suárez en el último entenamiento previo a la visita del Sevilla. / EFE / TONI ALBIR

No vino Matthijs De Ligt porque prefirió vivir al lado de Cristiano que no con Messi y su amigo Frenkie de Jong, y el Barça se quedó con cuatro centrales. Ahora, solo tiene a dos para medirse esta noche al Sevilla, "un equipo muy poderoso fuera de casa donde ha ganado tres de los cuatro partidos", como se encargó de recordar ayer un precaivdo Ernesto Valverde.

Tiene el técnico a Piqué, que lo ha jugado todo esta temporada (810 minutos de 810 posibles), y a Todibo, un joven francés de 19 años, que apenas ha participado en cuatro minutos en este curso. Fue la semana pasada en Getafe tras la expulsión de Lenglet. Antes, no había pisado el césped. Es, por lo tanto, un misterio.

Un misterio incluso para el mismo Todibo, convertido en el tercer central del Barça por las continuas visitas de Umtiti a la enfermería, quien ni tan siquiera ha debutado. Apenas ha jugado el francés en el Barça, pero si se amplía el foco a su incipiente carrera profesional todavía se percibe con más nitidez esa incógnita que rodea a un prometedor defensa por quien se pelearon los grandes clubs de Europa. Llegó al Barça en el último suspiro del pasado mercado invernal después de pagar un millón de euros y dos en variables al Toulouse, el club donde se formó

13 partidos de profesional

Duró poco en Francia porque su envergadura como defensa unido a una buena salida del balón desde atrás le convirtieron en objeto de deseo. Apenas 10 partidos con el club galo antes de ser apartado porque se negaba a ser renovado, tentado como estaba Todibo por aventuras de mayor calado.

Su carrera se limita a ese breve pero esperanzador paso por el Toulouse, unido a tres partidos con la camiseta azulgrana: uno en Huesca (sus únicos 90 minutos completos), otro en Vigo ante el Celta (jugó 68) y los cuatro minutos de Getafe. O sea, la carrera profesional de Todibo se reduce ahora mismo a 13 choques.

"Todibo es un jugador muy potente. Tiene mucha velocidad, aunque debe regular a veces los impulsos que tiene su juego. Se atreve a sacar el balón jugado" (Valverde)


"Es un jugador muy potente", subrayó Valverde. "Tiene mucha velocidad, aunque debe regular a veces los impulsos que tiene su juego", avisó el entrenador azulgrana, destacando, eso sí, que el defensa francés "se atreve a sacar el balón jugado".

Araujo, la opción del filial

Valverde no quiso avanzar si Piqué tendrá esta noche a Todibo de socio en la zaga. Ni tampoco si planea retrasar a De Jong en el eje de la defensa, recuperando los viejos tiempos en el Ajax, donde incluso formó durante un par de meses la sociedad con De Ligt.

"Lleva tiempo sin jugar. pero cuando lo ha hecho ha demostrado que tiene cualidades", apuntó el técnico sobre el novel Todibo, avalado también por el jerarca Piqué. "Lo vemos cada día en los entrenamientos y tiene calidad", recordó uno de los capitanes del Barça, quien se ha quedado solo ahí atrás.

Con Lenglet en la grada por la roja que vio en Getafe y con Umtiti, que se fue sano a la selección francesa y volvió lesionado, Valverde solo tiene a dos centrales para medirse al Sevilla de Lopetegui. Por si acaso, el técnico trabajó este sábado con el primer equipo al uruguayo Ronald Araujo, el defensa (20 años) del Barça B. Luego, lo convocó.