Ir a contenido

LA JORNADA DE SEGUNDA A

Un Reus salvado destroza las esperanzas del Barça B

El filial azulgrana acaricia el descenso tras su séptima derrota consecutiva (0-1)

Joan Vidal

Sergi Palencia intenta un remate a puerta ante el Reus.

Sergi Palencia intenta un remate a puerta ante el Reus. / Valenti Enrich

Hundidos, bloqueados y con un pie en Segunda B. El Barça B, ahora de Garcia Pimienta, naufragó en casa y cedió la permanencia a un Reus pragmático que con muy poco se llevó tres puntos vitales del Miniestadi.

Noqueados con el gol de Máyor en el minuto 9, los canteranos del conjunto azulgrana erraron en todas las tomas de decisiones e incluso se permitieron el lujo, en el primer acto, de perder el control del balón. El castigo pudo ser más grande si Ortolá no hubiera detenido un remate de cabeza de Dejan Lekic sobre la misma línea de gol, tras una jugada de estrategia de los hombres de Xavi Bartolo, este sábado entrenador titular de los resuenses tras la exitosa operación de corazón de Aritz López Garai.

Con la derrota por la mínima los 22 protagonistas abandonaron el césped del Mini para regalar un segundo acto algo más intenso y emocionante. El descanso sentó bien a los locales, que imprimieron más carácter en la reanudación conocedores de que la salvación pasaba por puntuar ante el Reus.

La presión alta incomodó a los del Baix Camp, que cedieron el protagonismo a los pupilos de Garcia Pimienta que merecieron empatar en los primeros compases del segundo tiempo. Aleñá tuvo la más clara con un remate de cabeza en boca de gol que encontró la siempre espectacular respuesta de un Edgar Badia, consolidado como uno de los porteros más en forma de la categoría.

Movió el banco el extécnico del juvenil dando entrada al venezolano Alejandro Marqués y dejando en la caseta a un Abel Ruiz poco participativo. Surgió efecto y de las botas del talentoso delantero azulgrana se perdieron dos grandes oportunidades de gol. La primera de ellas mal definida en un uno para uno más que claro, y la segunda tras remate demasiado cruzado después de un acertado centro de Sergio Palencia.

El cronómetro no ayudó a apaciguar las inquietudes de los culés y poco a poco el partido se fue diluyendo en ocasiones para satisfacción de un Reus bien colocado sobre el rectángulo de juego que esperaba la oportunidad de montar una contra y sentenciar el partido y la permanencia. No hizo falta. Las envestidas del Barça B tan sólo brotaron de nuevo en los últimos instantes del partido con un Ballou errático en el último remate.

El pitido final sentenció la contienda y vislumbró dos estados de ánimo bien distintos. El Reus vuelve a salvar la categoría una temporada más con un presupuesto ínfimo que habla muy bien de la gestión de un club que sabe trabajar con escasos recursos. Otra cosa es lo que pasa en Barcelona. El talento y el dinero no es suficiente para sacara a flote a un equipo que se ha hundido en el peor momento posible. Siete derrotas consecutivas acercan a los culés al abismo del descenso con un calendario temible por delante. La salvación, ahora mismo, parece una utopía pero existe, sin ningún lugar a duda, la posibilidad de ello. El primer paso es volver a ganar. El sábado espera el Sporting. El Molinón puede decidir la suerte definitiva azulgrana.

La ficha

Barcelona B: Ortolà, Palencia, Cuenca, Costas, Cucurella, Monchu, Ruiz De Galarreta (Sarsanedas, m. 84), Aleñá, Pérez, Abel Ruiz (Marqués, m. 45) y Nahuel (Ballou, m. 66).

Reus:  Badia, Miramón, Atienza, Olmo, Menéndez, Juan Domínguez, Gus Ledes, Vítor Silva (Carbia, m. 60), Yoda, Máyor (Borja Fernández, m. 68) y Lekic (Edgar, m.72).

Goles: 0-1 Máyor (m. 9).

0 Comentarios
cargando