La ceremonia será el 12 de agosto

Pau Gasol, ante su entrada en el Hall of Fame: "Será un momento mágico"

Multimedia: 10 momentos estelares de Pau Gasol en la NBA

Un mural gigante homenajea a Pau Gasol en Sant Boi

Pau Gasol, en la ceremonia de retirada del 16 de los Lakers

Pau Gasol, ante su entrada en el Hall of Fame: "Será un momento mágico"

NBA

José Carlos Sorribes

José Carlos Sorribes

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

El sábado 12 de agosto Pau Gasol se convertirá en el tercer español, y primer jugador, que entra en el Hall of Fame de Springfield, el Salón de la Fama de las leyendas de la historia del baloncesto. Seguirá ese día los pasos de dos entrenadores españoles, ya fallecidos, Antonio Díaz Miguel (1997) y Pedro Ferrándiz (2007). El mítico exjugador ha atendido esta tarde, vía Zoom, a medios informativos españoles para compartir sus sensaciones en los días previos a una ceremonia tan relevante, "un momento mágico". Llega además solo unos meses después de que los Lakers retiraran el 8 de marzo su número 16. "Es un año muy especial, abrumador a nivel emocional, con experiencias que te sobrepasan. Sueñas con jugar en la mejor liga del mundo, en jugar con los mejores y disfrutarlo, pero nunca había imaginado algo así", reconoció.

Gasol explicó que contactó con Toni Kukoc y a Kareem Abdul-Jabbar para que le presentaran en el acto de Sprignfield (Massachussets). "Es un honor que hayan decidido acompañarme por lo que significan para mí y para el deporte que tanto me ha dado". El hecho de que comparta su entrada en el Salón de la Fama con Tony Parker y Dirk Nowitzki pone de relieve además el peso que ha adquirido el basket europeo en la NBA. "También ha sido gracias a aquellos jugadores europeos que dieron el paso cuando no se iba a la NBA, entre ellos Fernando Martín. Siempre son importantes los referentes que abren puertas y muestran el camino, pero nadie te regala nada. Te lo has de trabajar", subrayó.

Como hizo él sobradamente en sus inicios en los Memphis Grizzlies, que le convirtieron en la estrella que dio el gran salto con su traspaso a los Lakers, donde consiguió los dos anillos, algo que recordó cuando quiso compartir el reconocimiento. "Al principio de mi carrera había gente que se levantaba en España para ver mis partidos. Ahora me vienen y me dicen: ¡Cuántas horas de sueño nos has robado!", comentó.

Embajador de la FIBA y de la NBA

Pau Gasol es hoy un exjugador que no quiere alejarse mucho del baloncesto ni de la competición, aunque no tiene "prisa" en implicarse de forma más rotunda. "Ahora mismo tengo bastantes exigencias a nivel profesional y personal". Entre ellos su fundación, su academia, su vínculo con el Girona de básquet que preside su hermano Marc ("a quien un día me gustaría presentar en el Hall of Fame") y del que es vicepresidente, o su condición de embajador de la FIBA y de la NBA. Que no se implique a fondo no significa que no esté pendiente, por ejemplo, de la selección. "Somos el número uno del ranking FIBA y hay que sacar pecho. No es fácil estar por encima de Estados Unidos. No me sorprende la continuidad por las bases y la identidad del equipo".

Quiere que su figura trascienda del ámbito deportivo, porque "el precio del éxito es la responsabilidad, y más cuando te siguen muchos niños y niñas". Esa actitud la ha manifestado Gasol sobre todo desde su retirada, hace dos años, en su idea de tener impacto en la sociedad más allá de los logros deportivos. "A través de la ayuda a los desfavorecidos, a luchar por los derechos de la infancia o contra la obesidad infantil. En definitiva, a buscar un mundo más equitativo e igualitario".