La final de la Liga Endesa

El Madrid arrolla al Barça y se acerca al título de Liga

El equipo blanco se mostró intratable en la zona, suma la segunda victoria y se da dos oportunidades para lograr el campeonato (81-66)

Llull lanza a canasta en presencia de Roladn Smits en el tercer partido

Llull lanza a canasta en presencia de Roladn Smits en el tercer partido / ACB Photo

4
Se lee en minutos
Luis Mendiola
Luis Mendiola

Periodista

ver +

El Madrid dio un paso casi decisivo hacia el título de Liga. Impuso su físico frente al Barça, arrolló en la zona, en algunos momentos de forma avasalladora, y construyó un triunfo indiscutible de principio a fin por 81-66 que le dará dos oportunidades de coronarse y destronar al equipo azulgrana, el primero este domingo también en el Wizink Center.

En una fase de la temporada en que las fuerzas escasean, el Madrid hizo una demostración de músculo y de intensidad. Ha llegado al momento decisivo en un momento espléndido. Deck (14 puntos) y Causeur (13) lideraron a los madridistas, pero sobre todo fue un triunfo colectivo. Y, en cambio, el Barça se fundió por completo, muy justito de fuerzas, y no encontró en ningún momento, la forma de encarar el partido. Los 15 rebotes ofensivos blancos y las 19 pérdidas de balón azulgrana fueron la prueba definitiva. En esta ocasión, Mirotic no pudo aparecer para salvar al Barça y solo Kuric peleó con acierto (15 puntos).

"Nos queda una victoria, pero es la más dífícil. Hemos hecho un gran trabajo, hemos estado muy sólidos atrás, pero no está acabado el trabajo", valoró el técnico madridista, Chus Mateo. "Otra vez hemos venido a jugar como un partido cualquiera y no lo es", se lamentó Jasikevicius. "En menos de 48 horas, tendremos que pelear por nuestras vidas".

 De inicio a fin

El Madrid logró explotar mucho mejor su plan de partido. Su apuesta fue la de forzar penetraciones una y otra vez, poniendo en muchos apuros a la defensa del Barça y el resultado le fue muy favorable ya desde los primeros minutos (21-16, m. 10). Dentro de la zona impone su ley.

Anotó siete canastas cerca del aro el Madrid y forzó seis tiros libres en el primer periodo. Su nivel de intensidad fue alto frente a un rival mucho más tibio en sus acciones, sin la contundencia de los blancos, y que encadenó varias pérdidas con rapidez. Demasiadas opciones de puntos fáciles para  su rival.

Descentrado, sin posiblidades de entrar en la zona blanca por la intimidación de Tavares y Yabusele (Higgins lo comprobó con dos tapones en la misma acción),  el equipo azulgrana se dedicó a buscar más el triple más de lo habitual, pero sin más acierto que el de Mirotic en esos primeros minutos. Solo cuando Kuric consiguió entrar en juego y encadenar un par de triples de forma consecutiva, el Barça consiguió ajustar el marcador (38-34).

Pero el Madrid siguió produciendo anotación gracias a su dominio interior, sacó máximo rendimiento de las acciones interiores de Tavares, y encontró muchos puntos en varios jugadores que ya habían aparecido en la final como Causeur y Hanga, pero también en otros que apenas habían tenido protagonismo como Llull y Taylor

Solo Kuric

El Barça, que recuperó a Exum en lugar de Hayes sin mucho impacto, echó de menos más protagonismo de algunos jugadores, como Higgins, Davies o Calathes aunque consiguió sostenerse gracias a que el Madrid entró rápidamente en bonus y eso le concedió hasta tiros libres (7 de 7). Gracias a eso las diferencias no se dispararon a favor del cuadro de Chus Mateo, pese a que la dinámica de juego y el ritmo eran claramente madrileños (46-39 al descanso).

Noticias relacionadas

El Madrid mantuvo la apuesta por Tavares en la reanudación y el pívot caboverdiano reforzó aún más la sensación de superioridad de los blancos (55-42, m. 23). De nuevo tuvo que aparecer Kuric como salvavidas. Siete puntos casi consecutivos suyos dieron oxígeno al equipo de Jasikevicius (55-50). Pero el Madrid no levantó el pie del acelerador y su arrollador dominio en el rebote volvió a catapultar al equipo de Chus Mateo (66-53), que caminó sin problemas, en el último cuarto, hacia una victoria que se intuye decisiva en esta final.

Real Madrid, 81 - FC Barcelona, 66

Real Madrid: Hanga (7), Causeur (13),Deck (14), Yabusele (9), Tavares (10)- cinco inicial- Llull (10), Rudy (3), Abalde (2), Poirier (6), Taylor (5), Núñez (-), Ndiaye (2)

 

6 de 25 triples (Deck, 2), 33 rebotes, 15 ofensivos (Poirier, 10), 11 asistencias (Hanga, 3)

FC Barcelona: Calathes (10), Higgins (3), Exum (5), Mirotic (9), Sanli (-) –cinco inicial- Davies (8), Abrines (3), Smits (5), Laprovittola (6), Kuric (15), Jokubaitis (2), Martínez (-)

 

7 de 19 triples (Kuric, 3), 26 rebotes, 6 ofensivos (Laprovittola 4), 14 asistencias (Calathes, 6)

 

Parciales: 21-16; 25-23; 20-14;15-13