Ir a contenido

LA EUROLIGA DE BALONCESTO

La intensidad de Hanga y Oriola doblega al Zalgiris

El Barça logra un valioso triunfo ante el equipo de Jasikevicius para seguir en la pelea por la cuarta plaza (78-72)

Luis Mendiola

El base azulgrana Kevin Pangos intenta superar a Kavaliauskas

El base azulgrana Kevin Pangos intenta superar a Kavaliauskas / JAVIER FERRÁNDIZ

Hanga y Oriola entendieron mejor que nadie que las claves para sobrevivir a un pulso exigentel frente a un rival como el Zalgiris Kaunas en la Euroliga, era dar el máximo a nivel físico, vaciarse en la pelea por cada balón, no perder en ningún momento la concentración. Con el despliegue físico de ambos, especialmente en el último cuarto, y con buenos minutos de Tomic, el Barça se aseguró una victoria muy importante (78-72), que alimenta su objetivo de pelear por la cuarta plaza, la que da ventaja de campo en los cruces de cuartos. A su favor los barcelonistas cuentan con que cinco de los ocho encuentros que le restan serán en el Palau.

“Hemos jugado con algunos altibajos, con problemas en el ataque posicional, pero para nosotros es una victoria muy importante”, admitió Tomic, el hombre del partido con 11 puntos, 6 rebotes y un 20 de valoración. “La intensidad y el dominko del rebote han sido claves”, corroboró Oriola, que añadió 10 puntos y 7 rebotes.

Cuestión de carácter

El carácter de Hanga y Oriola apareció cuando era más necesario. Después de que el Zalgiris se hiciera con el control del encuentro en el tercer periodo, gracias a su paso adelante en defensa y a los triples de un peligroso Milaknis (5 de 8). Un partido que el Barça consiguó dominar hasta el descanso con algunos problemas (45-38), gracias  a buenos minutos de Tomic y  de su dominio del rebote, de repente se complicó. Después de atesorar ventajas de hasta 10 puntos, el equipo de Pesic se desconectó, de repente, incapaz de encontrar soluciones a los problemas defensivos que le planteaba el equipo lituano hasta llegar a encontrarse por debajo en el marcador y en una dinámica complicada.

Frente al Zalgiris, un equipo que nunca baja los brazos,  ni se va del partido, y que cuenta con excelentes lanzadores exteriores, cada acción se convierte en una batalla. Así, el partido fue espesándose para los azulgranas conforme los jugadores de Jasikevicius, el técnico soñado estos últimos años por la afición del Palau, subían la intensidad. El preparador del Zalgiris conoce perfectamente los puntos débiles de su rival y aplicó mucha presión sobre los bases del Barça y también logró colapsar con inteligencia la zona para negarle los espacios a Seraphin y Tomic.

Así fueron Hanga y Oriola, a base de forzar pérdidas, de pelear por cada rebote en la zona del cuadro lituano, de salir al contrataque y atacar el aro con fuerza, los que consiguieron abrir brecha cuando peor pintaba el partido para el Barça. Un robo del alero húngaro, en especial, en el que se cruzó todo el campo y peleó con dos defensores, hasta conseguir la canasta (75-68, m. 38), fue el que acabó con los últimos vestigios de resistencia del Zalgiris, un equipo que sumaba siete derrotas en los últimos ocho encuentros, pero que ha sido capaz de sorprender en su cancha a rivales de peso como el Efes o el Panathinaikos.

Ficha técnica

FC Barcelona: Pangos (5 ), Kuric (6), Claver (2), Singleton (6), Tomic (11) –cinco inicial- Seraphin (12), Hanga (14), Blazic (2), Heurtel (10), Oriola (10).

7 de 19 triples (Oriola, 2). 35 rebotes, 12 of. (Oriola, 7). 12 asist. (Heurtel, 4)

Zalgiris: Wolters (15),  Milaknis (17),  Grigonis (2), White (10),Kavaliauskas (4)- cinco inicial- Davies (8), Thompson (-), Walkup (4), Westermann (- ), Jankunas (4), Ulanovas (8).

8 de 26 triples (Milaknis, 5). 27 rebotes, 7 of. (White, 8). 19 asist. (Wolters, 7)

Parciales: 23-20; 22-18; 15-24; 18-10