Ir a contenido

El Fenerbahçe de Obradovic se corona campeón de Europa

El irreductible Olympiacos no puede con los locales, cuya intensidad y superioridad en la cancha y en la grada fue aplastante

Javier Triana

Los jugadores del Fenerbahçe celebran el primer título europeo de un equipo turco.

Los jugadores del Fenerbahçe celebran el primer título europeo de un equipo turco. / AFP / BULENT KILIC

El Fenerbahçe se coronó campeón de la Euroliga este domingo tras una 'Final Four' en la que lo tenía todo a favor: su mejor momento de forma, ser anfitriones del torneo en el Sinan Erdem de Estambul y una afición que ahogó a su rival, el Olympiacos (80-64). Además, claro, de tener en el banquillo a Zeljko Obradovic, el técnico campeón ya nueve veces con cinco equipos distintos. Atesora el serbio tantos títulos como el equipo más laureado, el Real Madrid, que perdió el tercer y cuarto puesto ante el CSKA (94-70) en estado de choque todavía por su derrota del viernes ante los turcos.

Entre los hinchas, el responsable de redes sociales del Fenerbahçe, perdió los papeles con cada decisión arbitral controvertida y celebró cada acierto de los suyos como si de ello dependiera la vida de sus hijos. Al final, como pronosticaba una pancarta en el pabellón, el destino prevaleció para el equipo local y los 'canarios amarillos' pudieron al fin alzar un trofeo en su tercera 'Final Four' consecutiva. El Olympiacos, farragoso como siempre, aguantó hasta el final del tercer cuarto.

El encuentro empezó muy fuerte. Tras el salto inicial, Udoh (elegido mejor jugador de la final con 10 puntos, 9 rebotes y 5 tapones), asistió a Vesely para un 'alley-oop' que hizo rugir la grada, al 90% coloreada de amarillo y azul. A pesar de llegar a colocarse varias veces a cuatro puntos de los turcos, Olympiacos no pudo repetir la hazaña de la semifinal contra el CSKA, del que fue a remolque todo el partido el pasado viernes para dejar en la estacada en un último cuarto de la mano de un inspirado Spanoulis. El base griego (9 puntos y 8 asistencias) también peleó hasta la extenuación en esta ocasión, aunque con menos puntería, que sí tuvo el Fenerbahçe: un 52% de acierto desde la línea de tres (13 de 25 intentos) que desarmó a los helenos.

La intensidad fue tal en la grada y la pista que Papanikolau y Papapetrou, destacados en la semifinal, estuvieron casi ausentes. La buena mano de Mantzaris y los momentos de inspiración de Milutinov no lograron suplir estas carencias. Victoria merecida para un Fenerbahçe superior en todos los aspectos: el equipo, procedente del lado asiático de la ciudad del Bósforo, campeón de Europa.

Fenerbahçe, 80 - Olympiacos, 64

Fenerbahçe: Udoh (10), Antic (4), Bodganovic (17), Sloukas (3), Datome (11), Nunnally (2), Vesely (8), Kalinic (17), Dixon (8).

Olympiacos: Green (7), Birch (14), Spanoulis (9), Milutinov (10), Printezis (7), Mantzaris (9), Toliopoulos (3), Waters (2), Papanikolau (3).

Parciales: 26-18, 13-14, 21-14, 20-18