Ir a contenido

BALONCESTO

Barça y Madrid llegan pletóricos a la lucha por el título de Liga

"Espero que el Palau nos ayude a hacer valer el factor cancha, que puede ser importante", pide el técnico azulgrana Xavi Pascual

LUIS MENDIOLA / BARCELONA

Pascual, Abrines, Llull y Laso posan para las cámaras con el trofeo de Liga en la zona de vestuarios del Palau

Pascual, Abrines, Llull y Laso posan para las cámaras con el trofeo de Liga en la zona de vestuarios del Palau / VICTOR SALGADO

Los dos mejores equipos de la ACB medirán sus fuerzas a partir de este miércoles en la final de la Liga Endesa. Como en las cuatro ediciones precedentes, el Barça y el Madrid pelearán por el título en una serie que se abrirá en el Palau (20.30 horas), gracias al primer puesto de los azulgranas en la fase regular, que les dará la ventaja de cancha.Será la 14ª final de la historia entre los dos grandes del baloncesto, que acaparan 20 de los últimos 21 títulos ACB (Liga, Copa, Supercopa).  

“Estamos ilusionados por estar aquí y preparados para que esto empiece. Puede parecer que, al ser grandes clubs tenemos la obligación de llegar. Pero nos lo hemos currado”, reivindicó el técnico del Barça, Xavi Pascual. “Ahora solo espero un Palau lleno, que nos ayude a hacer valer el factor cancha, que no es decisivo, pero puede ser importante”

“Llegamos con mucha motivación y también con cierta presión, lo que es normal en dos clubs obligados a ganar”, admitió Pablo Laso, el preparador madridista. “Sabemos de la dificultad que entraña ganar aquí en el Palau, donde habrá que ganar al menos uno. Pero veo al equipo preparado y concentrado, sabiendo que es el momento más importante de la temporada”.

MUCHAS ARMAS

A su décima final de Liga consecutiva, el Barça llega enganchado a la exuberancia física de Satoransky, dueño ya de los galones en el vestuario, al talento de Tomic, a la ortodoxia de Doellman, al despertar de Abrines, Samuels y Ribas y a la amenaza siempre presente de Navarro, dispuesto a discutir la hegemonía de los madridistas, los actuales defensores del título. El Madrid se sostiene en el carácter de Llull, la creatividad del Chacho Rodríguez, la inspiración de Carroll, la inteligencia de Rudy Fernández y la pelea de Ayón y Reyes. Muchas armas por los dos bandos, que hacen intuir una serie larga.

“Es difícil saber lo que puede pasar”, pronosticó Pascual. “Todos queremos jugar con el factor pista a favor, pero tanto nosotros como ellos hemos demostrado que podemos ganar fuera. Llegados a una final, siempre son las cosas básicas las que la marcan: el rebote, las pérdidas de balón y cuando estés solo el meterla. Pero también aspecto tácticos de los dos equipos y el talento de los jugadores ”, explicó el técnico azulgrana. “En baloncesto  hay muchos aspectos que pueden influir. Hay que hacer muchas cosas bien: el rebote, el tiro, las pérdidas….”., completa Laso.

DUREZA MENTAL

En ese pulso de pizarras, el joven alero azulgrana Álex Abrines pone el acento en dos aspectos fundamentales. “Ellos tienen muy buen rebote defensivo y corren muy bien en campo abierto. Si queremos ganar, son aspectos que habrá que cuidar. Pero creo que ganará esta final el que sea más duro mentalmente”, subraya el alero mallorquín. “Ellos son muy duros y tendremos que igualar esa dureza y controlar el rebote”, remarca el base madridista Sergio Llull.

 El título no será lo único que estará en juego en un ‘play-off’ al mejor de cinco. También se definirá la frontera entre el éxito y el fracaso para dos club obligados a ganar siempre. La presión acompanará sobre todo al equipo azulgrana, que cerró la pasada temporada en blanco y solo puede agarrarse a la Liga para endulzar  su balance final. “Todo lo que no sea ganar en un un club grande como el Barça o el Madrid será fallar en uno de sus objetivos primordiales”, concluye Abrines