#Afterwork de 'EL PERIÓDICO'

Carles Sans: "Hoy los humoristas tenemos que ir muy al tanto"

  • El actor explicó su reinvención tras Tricicle y provocó más de una carcajada en su entrevista con Josep Cuní en Casa Seat con motivo de su debut como monologuista con 'Per fi sol!' en el Teatre Borràs

  • Es la segunda entrega del ciclo de encuentros #afterwork, que organiza EL PERIÓDICO

Carles Sans en un momento de su entrevista con Josep Cuní en Casa Seat el pasado jueves.

Carles Sans en un momento de su entrevista con Josep Cuní en Casa Seat el pasado jueves. / Alvaro Monge

3
Se lee en minutos
Marta Cervera
Marta Cervera

Periodista

ver +

El actor Carles Sans protagonizó la segunda de las conferencias #afterwork organizada por EL PERIÓDICO, la primera realizada en Casa Seat, que a partir del año próximo acogerá este tipo de encuentros con los lectores. El humorista que durante 40 años triunfó con Tricicle, referente del humor gestual, habló de sus sensaciones ante su estreno esta semana en el Teatre Borràs de Barcelona de 'Per fi sol!', un espectáculo donde por primera vez toma la palabra. Durante su entrevista con Josep Cuní, veterano periodista colaborador de este diario y responsable del programa radiofónico 'Aquí, amb Josep Cuní' , quedó patente el don de Sans para hacer reír.

"Ya no me veo haciendo Macbeth, Hamlet ni nada parecido", confesó el cómico que estudió Arte Dramático en el Institut del Teatre. "Lo mío es el humor. Puedo aportar mucha alegría explicando anécdotas que he reunido a lo largo de 40 años. Todas son reales aunque algunas sean inverosímiles", destacó el actor que desgranó algunas provocando muchas carcajadas entre los asistentes. Aclaró que aunque ahora sale a escena y habla, su propuesta no se asemeja a El Club de la Comedia. "Técnicamente lo que hago es un monólogo pero lo he teatralizado mucho: hay una escenografía, una música y unos personajes que represento. Aunque hablo, se puede reconocer perfectamente al Carles Sans de Tricicle. La gestualidad no la he abandonado porque forma parte de mí. Todos los personajes los interpreto al estilo triciclero".

"Aunque hablo, se puede reconocer perfectamente al Carles Sans de Tricicle. La gestualidad forma parte de mí"

Su pánico a volar -"algo que ya me ha pasado"- y su peculiar relación con los médicos forman parte del espectáculo. "Los que somos hipocondríacos vamos al médico para que nos diga que no tenemos nada. Pero cuando nos dice eso nos marchamos insatisfechos porque nos ha dicho que no hay nada y no puede ser: ¡algo hemos de tener! Así que tenemos un descontento permanente".

Políticamente correcto

El cómico aclaró que en 'Per fi sol!' ha preferido aparcar todo lo políticamente incorrecto para no herir sensibilidades. "Hay anécdotas que harían las delicias del público pero hoy en día los humoristas tenemos que ir muy al tanto. Cuando no pisas un geranio, pisas una rosa o una alcachofa". Por suerte, al acabar, a petición del público, desgranó una de esas historias descartadas relacionada con la asistencia de miembros de la Familia Real al espectáculo 'Terrific!' en Madrid. La gente se tronchaba. A muchos no les pareció tan incorrecta y se lo hicieron notar. Pero Sans insistió: prefiere evitar polémicas. "Todos somos discípulos de Rubianes, el humorista más políticamente incorrecto del mundo, que tal y como van las cosas hoy estaría cada día en los juzgados con una querella diferente", dijo en recuerdo del añorado humorista fallecido en el 2009.

"Todos somos discípulos de Rubianes, el humorista más políticamente incorrecto del mundo"

Noticias relacionadas

Tras 40 años con sus compañeros Paco Mir y Joan Gracia, reconoció que lo más duro de esta nueva etapa no es estar solo en escena. "Lo peor es ese silencio que hay ahora en el camerino. Toda la vida lo había compartido con Paco y Joan. Pasábamos aquella hora previa a la función hablando. Ahora hay tanto silencio que hasta les he pedido a los técnicos que me vengan a hacer compañía".

Espera que a sus antiguos compañeros de Tricicle les guste el 'show'. "Escucharán vivencias en las que han intervenido. No tengo ninguna duda de que matizarán cosas". Eso sí, desea que no lo hagan en plena función el día del estreno.

Temas

Humor Teatro