Tragedia de Melilla

El PP exige la dimisión inmediata de Marlaska y responsabiliza a Sánchez si lo mantiene como ministro

Los populares apuntan a Sánchez y le acusan de "ocultar información" tras las muertes de 24 personas en la frontera de Melilla

2
Se lee en minutos
Ana Cabanillas
Ana Cabanillas

Periodista

ver +

El Partido Popular exige ya la cabeza de Fernando Grande Marlaska después de las duras imágenes desveladas por un consorcio internacional de periodistas junto a la ONG Lighthouse Reports. Una investigación en la que varios testigos aseguran que se produjeron muertes en sueño español durante la tragedia de Melilla el pasado 24 de junio, por la que murieron al menos 23 migrantes y hay más de 70 desaparecidos.

El vicesecretario de acción institucional del Partido Popular, Esteban González Pons, ha ofrecido una rueda de prensa de urgencia este martes tarde en la sede nacional de Génova para pedir la dimisión inmediata del ministro del Interior y que se produzca "antes de medianoche". Y, en caso de no hacerlo, ha apuntado directamente a Pedro Sánchez. "Si el ministro no dimite por mentiroso, el presidente debe cesarlo mañana por la mañana, y si no lo cesa se hará corresponsable de las mentiras de su ministro del Interior", ha advertido. Marlaska tiene prevista una comparecencia en el Congreso de los Diputados a partir de las 13 horas para dar explicaciones sobre este suceso, pero Pons ha reclamado que se anule esa sesión: "Debería anular [la comparecencia] y no presentarse; presentar la dimisión y no ir al Congreso a defender su mentira".

"Estos medios internacionales acaban de demostrar que el presidente Sánchez y Marlaska mintieron al Parlamento y a los españoles. Es muy grave que se haya ocultado información y que los españoles nos tengamos que enterar de lo que ocurre en España primero por la BBC y después por un consorcio internacional de medios", ha abundado.

Noticias relacionadas

El PP ha elevado el tono de las acusaciones y ha señalado que "es muy grave que se oculten heridos y muertos en territorio nacional; que se niegue auxilio y atención a quien está muriendo a nuestros pies, y que se permita que los gendarmes marroquíes entren en España a llevarse a los heridos y a llevarse a los muertos. La cifra de 23 muertos y 77 fallecidos son espeluznantes", ha sentenciado Pons.

"Es un drama que al presidente de Gobierno le parezca un asunto bien resuelto", ha abundado, antes de denunciar que "es grave que la frontera de España se encuentre en tal situación de desprotección y es insalvable desde el punto de vista democrático que el presidente de Gobierno y el ministro de interior sean unos mentirosos". "La mentira es inaceptable en nuestro sistema político, el ministro del interior debe dimitir esta misma noche".