Ir a contenido

GUERRA EN ORIENTE PRÓXIMO

Putin y Asad se reúnen en Sochi y acuerdan los "siguientes pasos" en Siria

Damasco enviará una delegación a la ONU para participar en la redacción de una nueva Constitución

Marc Marginedas

Reunión Putin y Asad en diciembre del 2017

Reunión Putin y Asad en diciembre del 2017 / AP

Nuevo encuentro secreto entre el presidente sirio, Bashar el Asad, y el líder del Kremlin, Vladímir Putin, del que, como ha venido siendo la norma hasta ahora, solo se ha informado en Moscú 'a posteriori'. Ambos dirigentes se han reunido este jueves en el balneario de Sochi, a orillas del mar Negro, donde han debatido la situación actual en Siria y han acordado los "siguientes pasos" conjuntos a seguir, entre los que se encuentra el envío a la ONU de una delegación del régimen sirio que participará en la comisión para la redacción de una nueva Constitución

Los dos mandatarios se enorgullecieron de lo que calificaron como "éxitos" de su alianza en el campo de batalla, después de que la intervencion militar rusa en el país árabe, iniciada en el otoño del 2015, apuntalara al régimen de Damasco y le permitiera recuperar una parte importante del terreno perdido frente a los rebeldes en los primeros años de la guerra civil. "Los terroristas han entregado sus armas en importantes localidades de Siria.... ahora tras estos éxitos militares, sin duda se han creado condiciones para impulsar de nuevo un proceso de paz de pleno derecho", ha declarado Putin.

Nueva Constitución en Siria 

Tal y como ha informado Dmitri Peskov, el portavoz del Kremlin, la principal novedad de la reunión Putin-Asad ha sido el anuncio de que Damasco enviará a la ONU a sus representantes para integrar el comité encargado de redactar una nueva Constitución y que se hallará bajo el control de la organización internacional, concretamente del mediador Staffan de Mistura. La decisión de impulsar una Carta Magna siria enmendada o reescrita fue tomada durante una conferencia organizada durante el invierno por Rusia y celebrada también en Sochi, que fue boicoteada por los principales grupos opositores. Éstos solo aceptaron colaborar cuando recibieron garantías de que el proceso sería pilotado por Naciones Unidas. 

Desde el inicio de la guerra civil en el 2011, Asad apenas ha viajado fuera de Siria. Se tiene constancia, eso si, de tres viajes a Rusia para reunirse con Putin. El verano pasado, los hijos del dictador sirio pasaron sus vacaciones en un célebre campamento vacacional de la era soviética en Crimea y remozado tras la anexión rusa de la península. Durante la reunión de este jueves, Asad de nuevo ha agradecido a Moscú el apoyo militar recibido, que se ha demostrado ya como decisivo para impedir la derrota del régimen de Damasco. 

                 

0 Comentarios
cargando