• Lunes 22 septiembre 2014, 08:07 h

elPeriódico.com

Regístrate | Iniciar sesión

LA PROYECCIÓN DE PELÍCULAS

Vivir el cine

Sábado, 2 de febrero del 2013 Jordi Granel (Barcelona)

¿Qué nostálgico no recuerda aquellas tardes de sesión continua? He vivido el cine desde dentro. Durante años trabajé como operador de cabina en salas de Barcelona y Sant Boi. Para los que amamos el cine y la técnica de la proyección cinematográfica, era estimulante tener todo a punto: limpiar los objetivos y el espejo de la linterna, ajustar los carbones, cargar la cinta al proyector, hacer empalmes con acetona. Por cada proyector, un operador, como marcaba el sindicato. Ya no existen las marcas de cambios de rollo, ni los sacos con las cajas de las bobinas. La ciencia y la tecnología evolucionan inexorablemente y hacen desaparecer oficios más tradicionales. Primero fueron las lámparas Xenón, después los platos horizontales, la sustitución del acetato por el poliéster (ya no se rompía la cinta), los procesadores de sistemas de sonido dolby y finalmente la digitalización. Siempre nos quedarán películas como 'Cinema Paradiso' o 'Malditos bastardos' que nos recordarán cómo eran las proyecciones.

Si quiere debatir sobre este tema, escríbanos a cartalector@elperiodico.com o a nuestra cuenta de Twitter @EPentretodos



Si quiere debatir sobre este tema, escríbanos aquí

EL PERIÓDICO publica opiniones, réplicas y sugerencias de interés general, respetuosas hacia las personas e instituciones. Las cartas enviadas podrán ser extractadas. Aun así, resulta imposible publicarlas todas. Para publicarlas, EL PERIÓDICO se reserva la posibilidad de pedir datos adicionales como DNI, domicilio y teléfono con el fin de contrastar su contenido y la identidad del autor. No se mantendrá correspondencia por correo electrónico ni se atenderán visitas o llamadas telefónicas sobre cartas o comentarios no publicados en cualquiera de los soportes de EL PERIÓDICO.
QUEJAS: Los lectores pueden expresar sus quejas al diario o bien al Consell de la Informació de Catalunya (CIC). Al CIC solo cuando consideren que se han vulnerado los principios recogidos en el Código Deontológico, por el tratamiento que dan los medios informativos sobre los diferentes temas. Pueden dirigirse al Consell de la Informació de Catalunya llamando al 93 317 19 20.