• Lunes 24 abril 2017, 18:54 h

elPeriódico.com

Regístrate | Iniciar sesión

MOVILIDAD

Objetivo: priorizar el transporte público

Martes, 29 de diciembre del 2015 Alessandro Malfatti (Barcelona)

Recientemente hubo dos noticias que, una vez más, han dejado claro que la prioridad en las cuestiones de movilidad sigue residiendo en el coche, demostrando que los valores del estado social como lo es la igualdad de oportunidades (ya ni hablar de la ecología) quedan en un segundo plano frente a las exigencias de los automovilistas y del fomento del automóvil, impropio de la Europa del siglo XXI, pero aún así omnipresente en todo el estado. Concretamente, se trata de las propuestas de desdoblar la carretera que va de Abrera Manresa, y la de llevar la autopista del Maresme hasta Lloret de Mar. En ambos casos la situación es de unas carreteras saturadas, y en ambos casos el remedio no se ha buscado en potenciar la posible alternativa ferroviaria sino en más asfalto y más coches. Así, el proyecto de llevar la línea de tren a Lloret de Mar, que debe llevar ya muchos años en algún cajón, parece que ahí seguirá.

A su vez, el tren que recorre el trayecto desde Martorell Abrera hasta Manresa (línea Llobregat-Anoia de los FGC) que ofrece un servicio muy poco competitivo por su gran lentitud e inconveniente entrada a Barcelona no verá mejora alguna para poder ser la opción preferente frente al automóvil, o siquiera frente a las líneas de autocar paralelas al tren, que solapan recorrido y acaparan la demanda de transporte público. Tampoco se pretenden mejoras de ningún tipo en la línea de Rodalies que llega a Manresa, que también sufre de excesiva lentitud del trayecto, y que aunque ofrece servicios rápidos a Manresa, estos se limitan a tres circulaciones por día y sentido, y debido a la mala gestión del servicio ferroviario tampoco exprimen al máximo el potencial de la línea férrea.

Después, políticos y ciudadanos por igual se llenarán la boca de cuanto nos importa el estado social, la ecología y el transporte público, al fin que hablar es gratis, pero los hechos hablan por si solos, y en este caso como en tantos relacionados con la movilidad queda patente que lejos de las proclamas autocomplacientes somos una sociedad retrógrada e insolidaria, donde prima el interés individual de poder circular tranquilamente en nuestro coche por encima del interés común de ofrecer un buen transporte público.

Lee más cartas y publica un artículo en Entre Todos



Si quiere debatir sobre este tema, escríbanos aquí

EL PERIÓDICO publica opiniones, réplicas y sugerencias de interés general, respetuosas hacia las personas e instituciones. Las cartas enviadas podrán ser extractadas. Aun así, resulta imposible publicarlas todas. Para publicarlas, EL PERIÓDICO se reserva la posibilidad de pedir datos adicionales como DNI, domicilio y teléfono con el fin de contrastar su contenido y la identidad del autor. No se mantendrá correspondencia por correo electrónico ni se atenderán visitas o llamadas telefónicas sobre cartas o comentarios no publicados en cualquiera de los soportes de EL PERIÓDICO.
QUEJAS: Los lectores pueden expresar sus quejas al diario o bien al Consell de la Informació de Catalunya (CIC). Al CIC solo cuando consideren que se han vulnerado los principios recogidos en el Código Deontológico, por el tratamiento que dan los medios informativos sobre los diferentes temas. Pueden dirigirse al Consell de la Informació de Catalunya llamando al 93 317 19 20.