• Viernes 31 octubre 2014, 18:41 h

elPeriódico.com

Regístrate | Iniciar sesión

SALUD

Disfunción temporomandibular: una enfermedad ignorada

Domingo, 26 de mayo del 2013 Paula González (A Coruña)

Muchos somos los que sufrimos en silencio la DTM (disfunción temporomandibular), pero son muchos más los que desconocen en qué consiste este trastorno multifactorial. Esta enfermedad crónica se produce debido a un mal funcionamiento de la ATM (articulación temporomandibular) que ocasiona un sinfín de síntomas de lo más variado: dolor de cabeza, de oídos, de garganta, de cervicales, al masticar... Es fácil entender un problema en la articulación de la rodilla, en el hombro, en la cadera, pero no tanto en la mandíbula. ¿Por qué? Porque no sabemos que en la cabeza se encuentra la articulación más compleja y utilizada del cuerpo humano y también el músculo más fuerte: el masetero. La ATM es la responsable de los movimientos de la masticación, la deglución o sencillamente del habla, por lo que es fácil imaginarse qué puede suponer un problema de este tipo en la vida cotidiana de una persona. Solo en EEUU cinco millones de personas sufren esta patología que, lamentablemente, parece no tener cura. Aunque lo peor no es eso; lo peor es la incomprensión social y la falta de tacto de algunas personas (incluidos determinados profesionales médicos) que, debido a su desconocimiento sobre el tema, se limitan a juzgar en lugar de comprender, empatizar y diagnosticar eficazmente para intentar adaptar el mejor tratamiento. Porque no nos resignamos y porque tenemos que hacer más visible esta patología, exigimos tratamientos integrales y en la sanidad pública como cualquier otra enfermedad.



Si quiere debatir sobre este tema, escríbanos aquí

EL PERIÓDICO publica opiniones, réplicas y sugerencias de interés general, respetuosas hacia las personas e instituciones. Las cartas enviadas podrán ser extractadas. Aun así, resulta imposible publicarlas todas. Para publicarlas, EL PERIÓDICO se reserva la posibilidad de pedir datos adicionales como DNI, domicilio y teléfono con el fin de contrastar su contenido y la identidad del autor. No se mantendrá correspondencia por correo electrónico ni se atenderán visitas o llamadas telefónicas sobre cartas o comentarios no publicados en cualquiera de los soportes de EL PERIÓDICO.
QUEJAS: Los lectores pueden expresar sus quejas al diario o bien al Consell de la Informació de Catalunya (CIC). Al CIC solo cuando consideren que se han vulnerado los principios recogidos en el Código Deontológico, por el tratamiento que dan los medios informativos sobre los diferentes temas. Pueden dirigirse al Consell de la Informació de Catalunya llamando al 93 317 19 20.