• Domingo 21 diciembre 2014, 16:12 h

elPeriódico.com

Compra tus entradas para Canet Rock

Regístrate | Iniciar sesión
Dos esquiadores en la plaza de Catalunya, ante la mirada atónita de los viandantes.

El recuerdo de la gran nevada cumple 50 años

RAMON COMORERA / Barcelona
  • Medio metro de copos atenazaron durante días a una capital sin recursos y bajo el yugo franquista
 El mapa de isobaras del 26 de diciembre del 1962.

    Fotogaleria: Barcelona, bajo la nieve

    La Navidad de 1962 fue la más blanca de la historia de Barcelona. Durante el día 25 de diciembre nevó todo el día, con mayor o menor intensidad, y en Sant Esteve la ciudad amaneció cubierta por un manto de nieve, que en algunas zonas alcanzó los 80 centímetros de grosor. En la imagen, el aspecto de la plaza de Catalunya. ARCHIVO

    retroceder avanzar
    La Navidad de 1962 fue la más blanca de la historia de Barcelona. Durante el día 25 de diciembre nevó todo el día, con mayor o menor intensidad, y en Sant Esteve la ciudad amaneció cubierta por un manto de nieve, que en algunas zonas alcanzó los 80 centímetros de grosor. En la imagen, el aspecto de la plaza de Catalunya.
    La ciudad se colapsó, puesto que las autoridades no tomaron medidas preventivas la noche de Navidad, y algunas calles de Barcelona se vieron gravemente afectadas por el temporal, como muestra la foto.
    Durante toda la jornada se registraron múltiples incidentes. En la foto, los bomberos acuden al rescate de un ciudadano, tapado con una manta, tras sufrir un accidente en el eixample.
    Una imagen del paseo de Sant Joan, con el Arc de Triomf al fondo. Se calcula que cayeron 25 millones de metros cúbicos de nieve.
    Los medios de transporte se vieron afectados por el temporal. Algunos vehículos quedaron sepultados bajo la nieve, y los tranvías y trenes de la ciudad quedaron bloqueados durante tres días.
    Un barcelonés, manguera en mano, trata de disolver la nieve del techo de su coche.
    La nieve tiñió de blanco las palmeras de la plaza de Tetuán.
    Algunos barceloneses se lo pasaron en grande y aprovecharon para jugar con la nieve y hacer muñecos como el de la foto.
    El paseo de Gràcia se convirtió en una improvisada pista de esquí.
    Dos barceloneses esquían por la plaza de Catalunya, ante la mirada pasmada de los paseantes.
    Los barceloneses también encontraron en los esquíes el mejor medio de transporte en la Gran via de les Corts Catalanes (durante el franquismo llamada avenida de José Antonio Primo de Rivera).
    Los balcones se conviertieron en miradores para retratar la ciudad nevada. En la imagen, unos vecinos de la calle de Murcia del barrio de Navas.
    El temporal afectó a parte del litoral catalán. En el puerto de Arenys de Mar dejó esta preciosa estampa.
    Una gélida imagen de la avenida Diagonal.
    La calle de Teodora Lamadrid de Sant Gervasi, una de las zonas donde más nevó, amaneció cubierta por un manto blanco el 26 de diciembre de 1962.
    El temporal también afectó a la Nacional 2, en Sant Adrià de Besòs.
    La nieve colapsó la ciudad y dejó una imagen inusual, como se puede ver en la foto tomada en el cruce de la carretera de Sants con Badal.
    Los vecinos del barrio de La Perona (en Sant Martí) se organizaron para retirar la nieve de enfrente de sus casas, a falta de máquinas quitanieves.
    >