Mujeres emprendedoras:
Cómo convertirte en tu propia jefa

El Programa de Apoyo Empresarial a las Mujeres (PAEM) de la Cámara de Comercio de España y el Instituto de las Mujeres ofrece ayuda y asesoramiento sobre trámites administrativos, financiación o legislación a las mujeres que quieren hacer realidad su idea de negocio

Contenido ofrecido por:


Aída trabajaba en una agencia de traducción e interpretación en Madrid cuando decidió dejarlo todo para emprender en su ciudad natal, A Coruña. “Attesor” es la prueba de que en su sector las cosas “se podían hacer de otra manera, mejor”, nos explica. “Los asturianos somos golosos, ‘llambiones’, como decimos aquí”, destaca Lydia, quien dejó atrás un sector en crisis, el del turismo, y ahora invita a viajar a través de los sabores en su repostería “Llambionadas” en Oviedo. “Muchos, hasta yo misma, pensaban que estaba loca” por abrir el centro “Fitness Mary & Janet” cuando muchos gimnasios no habían sobrevivido a la pandemia, nos cuenta Janet. Su negocio, en El Entrego (Asturias) lleva 6 meses de exitosa andadura y tienen lista de espera.

Al conversar con estas mujeres es fácil darse cuenta de las cualidades que debe reunir una persona emprendedora. Son inteligentes, enérgicas, inquietas, soñadoras, valientes, trabajadoras, decididas, tenaces, resolutivas, inconformistas…, capaces de ver la oportunidad por encima del riesgo y lanzarse a la aventura de abrir un nuevo negocio, aun cuando las circunstancias parezcan adversas. A ojos de algunos, lo suyo es locura, pero lo cierto es que ninguna de ellas avanza inconsciente sobre la cuerda floja. “Emprender no es fácil”, coinciden en señalar y, por ello, su apuesta por el autoempleo surge de la reflexión y se construye y consolida con la ayuda y el asesoramiento profesional que brinda el Programa PAEM (Programa de Apoyo Empresarial a las Mujeres) de la Cámara de Comercio de España y el Instituto de las Mujeres cofinanciado por el Fondo Social Europeo..

Primeros pasos hacia el autoempleo

“Me han ayudado en todo, si no fuese por ellos ‘Llambionadas” no existiría. Cuando decidí emprender estaba super perdida. En mi mente parecía fácil pero luego ves que todo se complica. Tienes que ir a Sanidad, buscar financiación, presentar mucha documentación… son mil papeleos y yo no sabía ni por dónde empezar. En la Cámara de Comercio de Oviedo me trataron fenomenal, hicimos el plan de empresa, vimos la viabilidad, me sugirieron pedir un préstamo a través del Microbank de la Caixa… Gracias a ellos estoy aquí hoy en día”, explica Lydia.

“Sin ellos no lo podría haber hecho, porque yo sabía lo que quería, pero no me sabía explicar y ponerlo por escrito”, comenta igualmente Janet, que acudió a pedir asesoramiento a la delegación que la Cámara de Comercio de Oviedo tiene en El Entrego.

Foto de boda retransmitida en directo en inglés y español por ATTESOR. Para Aída el programa PAEM también fue crucial, pues como explica “yo sabía hacer muy bien mi trabajo pero no conocía los entresijos de una empresa, todos los trámites que hay que hacer, las ayudas, las subvenciones… En la Cámara de Comercio de A Coruña me informaron sobre todas estas cuestiones y me acompañaron paso a paso en la creación y consolidación de mi empresa”.

Efectivamente, desde el PAEM saben que los primeros pasos de todo proyecto empresarial suelen ser difíciles y estar llenos de dudas. Por ello, el fin concreto de este programa es, como Lydia, Janet y Aída señalan, ayudar en la elaboración y puesta en marcha del plan de empresa, contando con los expertos de las Cámaras de Comercio (38 en toda España) y sin coste alguno. Así, cualquier mujer con inquietud emprendedora, con una idea o proyecto de negocio o con un plan de modernización o ampliación, puede dirigirse a una de las oficinas de la red territorial de Cámaras de Comercio (presencialmente o de manera online) para, entre otros servicios, recabar información sobre trámites y gestiones, evaluar la viabilidad de un proyecto o valorar la mejor forma jurídica para la empresa.

Janet en su centro de fitness en El Entrego (Asturias).

También, para crear redes con otras empresarias y, muy importante, orientar en la búsqueda de recursos económicos (financiación bancaria, ayudas, subvenciones...). El PAEM cuenta con el apoyo financiero del Fondo Social Europeo y el Instituto de las Mujeres y, por ejemplo, ofrece a las emprendedoras acceso a microcréditos sin avales de hasta 25.000 euros.

Ventajas de emprender

Gracias a este conjunto de herramientas y servicios, son muchas las mujeres que durante los 15 años de vida del programa han logrado materializar su idea de negocio y ser sus propias jefas. Solo en 2020 y a pesar de ser un año especialmente difícil debido a la situación creada por la pandemia de la Covid-19, el PAEM atendió a 4.800 empresarias y emprendedoras, contribuyó a la creación de 940 empresas y 1.066 empleos y otorgó un total de 104 microcréditos gestionados a través de Microbank-La Caixa, por valor de 1.946.472,46 €. En 2021 y bajo el lema “Mujeres que emprenden, sociedades que crecen”, la Cámara de Comercio de España espera superar esas cifras. Por el momento, en lo que va de año ya se han concedido 137 microcréditos, lo que asciende a 2.765.500,13 € en ayudas.

En el centro, Lydia, junto a sus dos empleadas en Llambionadas

“A quien quiera emprender le diría que se lo pensase mucho, que investigue y no tenga prisa. Si lo tiene claro, le animo a que siga adelante, que apueste por ello y busque ayuda. Para mí es una gran satisfacción, hago lo que quiero, como quiero y, por el momento, lo estamos haciendo bien”, señala Aída.

“Emprender es muy satisfactorio y la prueba de que nosotras podemos seguir adelante sin depender de nadie”, subraya Janet. Además, la recompensa es doble porque, además de ayudar a la emprendedora, su paso adelante redunda en un beneficio para la sociedad. “Lo mejor, sin duda, es la respuesta de la gente. Cada vez que te mandan un mensaje o te dicen lo satisfechos y contentos que están, ves que esto merece la pena. La gente lleva una temporada muy mal, física y psicológicamente, y para muchos venir al centro y hacer deporte es como una vía de escape. Esto me anima muchísimo a seguir”, explica. “La recompensa y satisfacción al ver tu trabajo valorado es enorme y compensa todo el esfuerzo y el sacrificio”, añade Lydia.

Conoce aquí las historias y proyectos de Aída, Lydia y Janet, tres mujeres emprendedoras, tres mujeres que inspiran:

Aída Cordeiro (36 años)

Fundadora y CEO de ATTESOR
(A Coruña – Galicia)

Lydia Elguezábal (40 años)

Llambionadas
(Oviedo – Asturias)

Janet Fernández (41 años)

Fitness Mary & Janet
(El Entrego – Asturias)

Top